7 DE ABRIL, DIA MUNDIAL DE LA SALUD

Este año el tema es la inocuidad de los alimentos

Los alimentos insalubres están relacionados con la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría niños. Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer.

La OMS ayuda a los países a prevenir, detectar y dar respuesta a los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos, de acuerdo con el Codex Alimentarius, una recopilación de normas, directrices y códigos de prácticas sobre los alimentos que abarcan la totalidad de los principales alimentos y procesos. Junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la OMS alerta a los países de las emergencias relacionadas con la inocuidad de los alimentos a través de una red internacional de información.

Claves para garantizar la inocuidad de los alimentos

 

1. Use agua y alimentos seguros

  • Usá agua de red o asegurate de potabilizarla antes de su consumo.
  • Seleccioná alimentos sanos y frescos.
  • Preferí alimentos ya pasteurizados.
  • Lavá las frutas y verduras minuciosamente, en especial si van a consumirse crudas.
  • No uses alimentos pasada su fecha de vencimiento.

2. Mantenga la higiene

  • Lavate las manos antes de preparar alimentos y a menudo durante la preparación.
  • Lavate las manos después de ir al baño.
  • Lavá y desinfectá todas las superficies, utensilios y equipos usados en la preparación de alimentos.
  • Protegé los alimentos y las áreas de cocina de insectos, mascotas y otros animales.

3. Separe alimentos crudos de cocidos

  • Separá siempre los alimentos crudos de los cocidos, y de los que están listos para consumir.
  • Usá equipos y utensilios diferentes como cuchillas o tablas de cortar para manipular carnes y otros alimentos crudos.
  • Conservá los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos.

4. Cocine los alimentos completamente

  • Cociná completamente los alimentos, especialmente carnes, pollos, huevos y pescados.
  • Para carnes rojas y pollos cuidá que no queden partes rojas en su interior, u que los jugos sean claros y no rosados.
  • Recalentá completamente la comida cocinada, y no lo hagas más de una vez.

5. Mantenga los alimentos a temperaturas seguras

  • No dejes alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas
  • Enfriá lo más pronto posible los alimentos cocinados y los perecederos.
  • No guardes las comidas preparadas por mucho tiempo, ni siquiera en la heladera.
  • No descongeles los alimentos a temperatura ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *