A quién le toca, cómo sacar turno?: Así es el operativo de vacunación que arma Provincia de Buenos Aires

Se montará un un mega dispositivo que se desarrollará en las escuelas, con tandas de población que deberá sacar turnos on line y que recibirán certificados digitales para acreditar su condición de inmunizado.

Aunque aún resta saber qué vacunas llegarán primero y en qué cantidad, la posibilidad de algunas de ellas están disponibles desde principios de enero obligó al gobierno de Axel Kicillof a acelerar el diseño del operativo voluntario y gratuito de vacunación, un mega dispositivo que se desarrollará en las escuelas, con tandas de población que deberá sacar turnos on line y que recibirán certificados digitales para acreditar su condición de inmunizado.

Una de  los objetivos del gobierno, que juega con la idea publicitaria de que la vacuna permitirá “volver a abrazarnos”, es evitar que el dispositivo para lograr ese objetivo termine convirtiéndose en un foco de contagio en sí mismo, producto de los amontonamientos que podrían producirse cuando se habilite la aplicación, sobre todo de las primeras dosis, algo que podría  ocurrir en enero.

Por eso, ya se decidió que exista un orden de prioridades para la aplicación. Los primeros que recibirán las dosis, que podrían ser de la Sputnik V, la vacuna rusa, serán los trabajadores esenciales. Comenzarán por los encargados de la limpieza de instrumental e instalaciones médicas, y abarcará al personal sanitarios y de las fuerzas de seguridad.

El segundo contingente será el de las personas mayores de 65 años, mientras que el tercer término de este primer lote de vacunados será el de quienes tienen entre 18 y 65 años pero al mismo tiempo padecen algún tipo de factor de riesgo, por ejemplo enfermedades como la diabetes.

Una cuestión bajo análisis es la posibilidad de incluir en el primer grupo a los docentes, con el objetivo de que casi todos ellos estén vacunados hacia principios de marzo, para que el gobierno pueda reiniciar el ciclo lectivo con el mayor porcentaje de presencialidad en las aulas posible.

En total, como ya se informó, ese primer lote de población comprende unos 6 millones de personas, y el gobierno estima que el operativo para vacunarlo, como adelantó DIB insumirá entre dos y cuatro meses. Suponiendo que las dosis estén disponibles a principios de enero, el calendario se estiraría hasta fines de febrero o de abril.

Otra de las características es que, como la vacunación es voluntaria,  exista un sistema de turnos para ordenar los vacunatorios. Esos turnos, que se solicitarán de modo digital, no solo tiene como objetivo evitar aglomeraciones. También se vincula con la logística y el corto tiempo que pueden permanecer descongeladas las vacunas antes de ser aplicadas, en especial la rusa.

La casi duplicación de los vacunatorios que anunció el gobierno de la provincia –hay 2900 sumarán 2500- se hará instalando los nuevos en escuelas, para que estén dedicados exclusivamente al Covid-19, de modo que no entorpezcan las campaña habituales del resto del calendario.

Allí habrá freezers para manter la Sputnik a los-18 grados que requiere su conservación, que el gobierno ya está comprando. Pero a la vez, deberá resolver, probablemente alquilando, el uso de sistemas más sofisticados –y costosos- que permitan alcanzar los -80 que requiere, por ejemplo, la vacuna de Pfizer.

Finalmente, está ya diseñado un certificado digital que acredite la colocación de la vacuna, que funcionará a través de un código QR y que quienes hayan recibido las dos dosis podrán almacenar con el resto de su información personal. (DIB) AL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *