Arba saldrá a controlar evasión con cámaras fijas y móviles

Con las imágenes, buscará confrontar la facturación que declaran diversas actividades

La instalación de cámaras en la vía pública ya no tendrá como único propósito contribuir a la prevención de hechos de inseguridad. Es que la Agencia de Recaudación de la Provincia (Arba) busca instalar su propia red de monitoreo en centros de concentración del rubro gastronómico, con la idea de controlar la evasión impositiva.

Aunque la medida -que también alcanzará a la Región- podría desatar seguramente una polémica con los comerciantes, las fuentes consultadas por este diario dijeron que las cámaras estarán ubicadas fuera de los locales gastronómicos. “En muchos casos se usarán los mismos postes que utilizan los municipios”, precisaron. Así, descartaron de plano la posibilidad de que Arba buscara llegar con su nuevo sistema de control al interior de los restaurantes.

PRUEBA PILOTO EN UN MUNICIPIO

Ayer trascendió que el anuncio oficial “es inminente” e incluso se adelantó que ya se firmó el convenio con un municipio que será pionero en la nueva metodología de control impositivo. “La idea es que el sistema de cámaras pueda funcionar a pleno durante este verano en los distritos de la Costa”, señalaron los voceros.

De hecho, durante la temporada estival Arba denunció fuertes niveles de evasión en el área gastronómica. Así fue que en ese entonces intentó avanzar con el proyecto para obligar a los comercios a aceptar el pago de las consumiciones con tarjetas de débito y crédito, pero la iniciativa para que los locales cuenten con Posnet no avanzó en la Legislatura.

Con las cámaras, que serían fijas y móviles, Arba buscará confrontar la cantidad de clientes que ingresa a un local con la facturación que declara el comerciante. Y así estimar si se está evadiendo parte del impuesto a los Ingresos Brutos por ventas no declaradas.

Hasta el momento no trascendió el número de cámaras que prevé instalar el organismo recaudador.

Según trascendió en fuentes oficiales, la idea apunta básicamente a vigilar a restaurantes, donde el organismo recaudador bonaerense asegura que se registran “altos” niveles de evasión. “Menos del 10% utiliza sistema de pago electrónico.

Además, la evasión estimada es de 25% para los que utilizan ese sistema y crece a un 55% en los restaurantes que sólo trabajan con dinero efectivo”, afirman.

Así, Arba tiene previsto instalar su propio centro de monitoreo y buscará acordar con los municipios el uso de la red. Pero no usará las cámaras de las comunas sino que instalará propias, según estimaron las fuentes consultadas.

Cómo se dijo, la idea oficial es arrancar en breve con una prueba piloto en un municipio que aún no fue anunciado.

TAMBIEN EN COCHERAS

Pero no sólo las zonas de bares y restaurantes estarán vigilados por las cámaras de Arba: también se apunta a las cocheras, actividad en la que se asegura, también se registran elevados niveles de evasión.

Este sistema de cámaras fijas se complementará con otro de dispositivos móviles en algunas zonas transitadas. El objetivo: encontrar vehículos con pedido de secuestro debido a las deudas que mantienen sus titulares por el no pago de la Patente.

“PELOTA MANCHADA”

Por otra parte, alrededor de 500 agentes de Arba concretaron el pasado fin de semana un operativo de control impositivo en canchas de fútbol de alquiler y complejos deportivos que organizan torneos de fútbol recreativos.

El operativo, denominado “Pelota Manchada”, estuvo coordinado por el titular de la Agencia, Iván Budassi, y se desarrolló en más de 450 establecimientos deportivos de 70 ciudades de la Provincia, entre las que se destacan Bahía Blanca, Mar del Plata, Tandil, Junín, La Plata, Azul, Las Flores, Luján y varias localidades de la región metropolitana.

Al respecto, Budassi aseguró que “esta actividad, que detenta un alto grado de informalidad, tuvo un desarrollo muy importante en los últimos años, que se aprecia en la cantidad y en la calidad de los micro estadios y complejos construidos”.

“Es impresionante la capacidad operativa que se despliega y moviliza más de $30 millones al año con un bajísimo nivel de facturación”, dijo el funcionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *