Cecilia “Chili” Brizuela conoció a su receptor de medula ósea

La alvearense había donado en noviembre del 2013 por intermedio de Incucai.

Pasaron tres largos años y algunos meses para que  Cecilia “Chili” Brizuela pudiera conocer al joven que, en noviembre de 2013, recibió un trasplante de medula ósea de la alvearense. El encuentro se realizó en las últimas horas en una sede de Incucai y ese encuentro fue por demás emotivo. Tanto para esta vecina que donó medula ósea con la única premisa de mejorar la calidad de vida de un prójimo, como para el joven que la recibió luego de varios y serios estudios de compatibilidad, a la que fue sometida tambien Chili durante ese tiempo.

Esta historia, en la que la alvearense fue protagonista, comienza en el mes de julio de 2012. En ese entonces este medio daba a conocer la siguiente noticia. “Chili al igual que decenas de alvearenses se solidarizaron con el caso del niño Vladimir Lencina (lamentablemente fallecido) y se presentaron ante los profesionales del Incucai para una extracción de sangre con la única premisa de “dar vida en vida”. Luego de tres años la vecina fue contactada por personal del Incucai para confirmarle que “una persona necesitaba de mi ayuda. Vinieron me sacaron sangre y esa sangre se llevó para analizar a los Estados Unidos. Y ahí dio que mi genética es igual a la persona que necesitaba un trasplante” expresó. Luego le preguntaron si estaba dispuesta a donar. La respuesta fue positiva y fue llevada a un centro asistencial de Capital Federal donde nuevamente le extrajeron sangre que luego fue analizada en el Hospital Garrahan donde el resultado arrojó que estaba apta para el trasplante. “Chili” relató que el tratamiento consiste en la extracción de sangre de un brazo que está conectado a un aparato que separa las células y regresa luego la sangre al cuerpo del donante. También se le aplicaran vacunas para que el organismo desarrolle nuevas células".

Palabras de Chili

"Casi 4 años después puede conocer a mi receptor, mi alma gemela. Alegría, emoción, ejemplo de vida, porque, por más que la pelea a día día para vivir, con tratamientos nuevos y medicacion, no reniega por todo eso, al contrario lucha!!!  Me quedo un número que me dijo 887,  transfusiones de sangre recibio antes del trasplante... fue un gusto enorme conocerte Claudio Quevedo!!!! Gracias doctor Ale Cellillo por los regalitos de Alvear!!!"

LA DEVOLUCIÓN DEL RECEPTOR,  CLAUDIO QUEVEDO

TEXTUAL:

Yo estoy mas q contento y agradecido x el gesto de gradeza q tuviste con migo x esa oportunidad de poder seguir adelante en este camino complicado q me toca vivir te agradesco de corazon xq con tu ayuda yo puedo seguir adelante no de la mjr manera pero con las mismas ganas de siempr gracias x td fue un gusto averte podido conoser ns qda pendiente la vicita a alvear asi q nc mas q desirt gracias..!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *