Cómo fue la mañana en la que María Eugenia Vidal ganó $ 20.000 millones

El dinero que formaba parte del Fondo del Conurbano bonaerense se coparticipará y, por nueva división, la provincia aumentará en un 3000% lo que percibía hasta ahora

Serán días memorables para la gobernadora María Eugenia Vidal . En una mañana de negociación con los gobernadores y la Nación ganó algo así como 19.000 millones de pesos por año para gastar en la provincia de Buenos Aires.

"El dinero que formaba parte del Fondo del Conurbano bonaerense se coparticipará y, por nueva división, la provincia aumentará en un 3000% lo que percibía hasta ahora"

El tema se remonta a la década del 90. Desde 1992 existe el Fondo de Reparación Histórica del Conurbano Bonaerense. Aquella caja se fondeaba con el 10% de lo que se recauda con el impuesto a las ganancias. En 1995, mediante la ley 24.621, se limitó la transferencia a Buenos Aires en $ 650 millones, que entonces eran 650 millones de dólares. La medida, que implicaba repartir el exceso entre las provincias, no significaba demasiado sin inflación. Las arcas bonaerenses se llevaban prácticamente todo lo que se depositaba en la cuenta. Pero los aumentos de precios llegaron y el tope quedó hace 20 años en aquel monto, y en pesos, obviamente. Según las últimas cuentas, se recaudan 51.000 millones de pesos, de los que Buenos Aires recibe aquellos noventosos 650 millones de pesos.

Durante la gobernación de Daniel Scioli jamás dio la pelea para intentar remover el tope o al menos, actualizarlo. Hubo algunos amagos, pero no pasó nada. Antes de asumir, los equipos de Vidal se habían propuesto romper aquel tope que los dejaba en una suerte de discriminación impositiva. "Uno de nuestros objetivos -decía el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, antes de que la gobernadora asuma- es discutir ese tope. Hoy, por ejemplo, un bonaerense recibe del Fondo de Reparación Histórica 40 pesos por año, mientras que el resto de los argentinos, en promedio, 2000 pesos."

Vidal no había dado ni un paso en falso antes de la reunión de hoy. En la semana se reunió con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y llegó con la foto bajo el brazo. Los gobernadores entendieron el mensaje.

Con la derogación del Fondo, los juicios se empezarían a tornar abstractos. Por lo tanto, aquellos temores de que la Corte le de la razón a Vidal en el millonario juicio que presentó ya no abruman. Los expedientes se tornarán abstractos después de que el Congreso lo elimine.

Será, quizás, una de las mañanas que más recuerde Vidal. En horas, mejoró los números provinciales y les sumó casi 20.000 millones de pesos por año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *