Con la Feb fuera del paro, se notó en las escuelas una menor adhesión

En distintos colegios públicos hubo clima de actividades normales

Uno de los dos gremios docentes mayoritarios en la provincia de Buenos Aires, la Feb, ayer no hizo paro y se notó en las aulas. En nuestra ciudad, donde la huelga ya tenía un alcance parcial, hasta se respiró aire de normalidad.

Desde ya que La Plata no es el termómetro de una medida que abarca todo el territorio bonaerense, pero sí un buen ejemplo de lo que sucede cuando la Feb y el Suteba no paran el mismo día: la medida pierde fuerza.

En rigor, el de ayer y hoy es un paro nacional, de manera que cada entidad gremial provincial acató lo que decidió su “organización madre” a nivel país.

Feb pertenece a Docentes Argentinos Confederados (Dac), que definió para miércoles y jueves actividades de protesta como “movilizaciones distritales, panfleteadas, asambleas en las plazas”.

Suteba es la expresión bonaerense de Ctera, el mayor gremio docente nacional e impulsor -junto a otras federaciones- de la huelga nacional de ayer y hoy y del martes y miércoles próximos.

En ese contexto, Uda y Udocba están de paro hasta hoy inclusive, mientras que el Sadop y Amet levantaron, al menos hasta la semana entrante, las medidas de acción directa.

Pero las 6 organizaciones de docentes van de la mano a la hora de realizar las presentaciones judiciales contra la conciliación obligatoria y la “persecución” del gobierno, así como coincidirán hoy en la marcha por el centro de la Ciudad (ver página 11).

CLASES E INCERTIDUMBRE

Cerca de las 17 de ayer, bajo una lluvia torrencial, los alumnos de la Escuela Primaria Nº 1 -8, 57 y 58- salían presurosos para colocarse debajo de los paraguas que habían llevado sus padres. “Si, hubo clases”, comentaban, aunque al pasar se preguntaban unos a otros qué pasaría “mañana (por hoy)” y el viernes.

“Es que mañana hay paro y una marcha”, dijo un papá a este diario, mientras tapaba a su pequeña hija con el piloto.

“Así transcurren los días en la escuela”, confió una auxiliar, en referencia a que los padres preguntan siempre qué ocurrirá al día siguiente.

¿Y qué sucederá mañana? “No sé”, sonrió la portera. “Hay marcha y es posible que vayan muchas maestras, pero no puedo asegurar nada”, añadió. Incertidumbre y confusión. Por la mezcla de paros nacionales y provinciales, de gremios que adhieren y gremios que no, de los mensajes que poco ayudan a echar luz sobre el conflicto -tanto por parte del gobierno como de los dirigentes sindicales- y, lamentablemente, por la “costumbre” de que de tanto en tanto no haya clases.

“LOS DESCUENTOS PESAN”

Lejos de allí, en la Escuela Primaria Nº 8 de diagonal 74 y 16 también se respiró un clima de cierta normalidad. Como en la Escuela Nº 19 de 41 y 22.

En el nivel primario del Normal 2 -diagonal 78 entre 4 y 5- había actividad, pero la salida de clases no fue tan masiva como en otros establecimientos.

“Hay adhesión de algunos docentes. En La Plata el paro fue parcial, pero en otros lugares de la Provincia fue muy importante”, aseguró una mamá -maestra en otro colegio- que fue a buscar a su hijo.

“Los días de descuento pesan”, acotó la mujer, quien abogó por “una solución de fondo. Hay miles de chicos que no empezaron las clases y todos están muy intransigentes”, remató. La lluvia empezaba a ceder un poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//