Condenan a 4 años de Prision a dos individuos por venta de estupefacientes

Parte de Prensa de la Policía Comunal

La jefatura de Policía Comuna de Gral. Alvear informa que en el mes de Agosto del corriente año el Tribunal Oral en lo Criminal Nro. 2 de Azul, en el marco de la I.P.P n° 01-00-6752/16-00 Caratulada IMPUTADOS: NN ANTONIO AYALA - NN SILVANA GOMEZ – DELITO: ESTUPEFACIENTES COMERCIALIZACION – DTE: EST. POL. COMUNAL GENERAL ALVEAR, ha resuelto condenar al investigado ANTONIO AYALA, vecino de este medio y a SILVANA EDITH GOMEZ, vecina de la ciudad de Quilmes a la pena de CUATRO AÑOS DE PRISIÓN DE CUMPLIMIENTO EFECTIVO EN ORDEN AL DELITO DE TENENCIA ILEGITIMA DE ESTUPEFACIENTES CON FINES DE COMERCIALIZACIÓN.-

         La causa penal iniciada en la EST. POLICIA COMUNAL GRAL. ALVEAR en el mes de Junio del año 2016, y finalizada en el mes de abril del año 2017, fue investigada por personal del GAVINETE DE PREVENCION y plasmaron en la misma como la nombrada GOMEZ, visita de la Unidad Penal nro. 30, traía a la ciudad cocaína y marihuana, y la comercializaba en los baños de la terminal de micros como así también utilizaba el Centro de Cultura como punto de encuentro para distribuir la misma; además parte de la droga que traía le era entregada al ciudadano ANTONIO AYALA, quien también por su parte llevaba a cabo dicha actividad ilícita desde su domicilio vendiendo cocaína y marihuana al menudeo.-

         En los allanamientos llevados a cabo se secuestró cocaína y marihuana fraccionada en dosis destinadas para la comercialización, además se secuestraron elementos de cortes y distribución.-

         Ambas personas a raíz de la investigación llevada a cabo por personal de esta seccional y de las pruebas recolectadas firmaron un juicio abreviado.-

         Por otra parte en el marco de la IPP n° 01-00-004081-16/00 caratulada ACTUACIONES POLICÍA GENERAL ALVEAR - INFRACCIÓN LEY 23.737 – COMERCIALIZACION, causa investigada e iniciada de oficio por personal de GABINETE DE PREVENCION de la Comisaria Local, fuentes judiciales en DIARIO EL TIEMPO emitieron el presente comunicado:

FALLO DE UN JUICIO ABREVIADO

El hombre y la mujer procesados por esta infracción a la Ley de Estupefacientes son de Saladillo. En esa ciudad y en General Alvear, según quedó probado, comercializaban la droga que producían en la casa donde vivían. Una jueza de Azul les dictó respectivas penas de cuatro años de prisión. También tienen que pagar multas de 1.500 pesos.

Una pareja que vendía drogas fue condenada a respectivas penas de cuatro años de prisión y al pago de multas de 1.500 pesos, durante un juicio abreviado que se tramitó en un Tribunal Azuleño.

Fuentes judiciales identificaron a los encausados como JOSÉ IGNACIO LOYZA y EVANGELINA “EVA” LÓPEZ, ambos son nacidos en Saladillo y figuran con actual domicilio en esa ciudad. El hombre tiene 35 años de edad y la mujer, 42.

Alejandra Raverta, la jueza del Tribunal Oral en lo Criminal número 2 que intervino en este proceso, los declaró coautores penalmente responsables del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas al consumidor.

En Saladillo y General Alvear

De acuerdo con lo quedó probado en este proceso abreviado, en la casa donde la pareja vivía en Saladillo -ciudad distante a 126 kilómetros de Azul- la Policía realizó un allanamiento en horas de la tarde del 1 de abril del año pasado.

En esa vivienda, situada en Avenida Sarmiento entre Joaquín V. González y Martín Fierro, “Evangelina López y Juan Ignacio Loyza tenían ilegítimamente bajo su guarda y disposición con fines de comercialización estupefacientes comprendidos en las previsiones de la Ley 23.737, junto con elementos de los que se valían para llevar adelante la actividad ilícita”.

Durante el procedimiento, los investigadores hallaron e incautaron “semillas y vestigios de marihuana”, “cuatro macetas con plantines de marihuana, seis plantas de marihuana y hojas de marihuana en una carretilla”, todo lo cual estaba en el patio.

En tanto, en el quincho de la propiedad se encontraron “una planta de marihuana junto a la cual se encontraba un cajón plástico conteniendo en su interior hojas secas de marihuana”.

En el living había “recortes de nylon en forma de circulo de color blanco; un ‘indoor’ con seis macetas con plantines de marihuana”; sobre una heladera en desuso semillas de marihuana, que estaban en una caja de pasta dental; y en el suelo “un trozo compacto de marihuana con un peso de 45 gramos”.

Hojas de coca y de cannabis, un porro, semillas de marihuana, más trozos de esa misma sustancia, dos “pikachus” de madera, una balanza de precisión y -en una habitación ubicada en la planta alta de la propiedad allanada- “ramas de plantas de marihuana colgadas de un hilo para su secado” formaron parte también de lo incautado en ese procedimiento.

Productores y vendedores

Entre los elementos reunidos para condenar a los acusados se tuvo en cuenta la investigación que personal policial había llevado a cabo en el marco de la instrucción de esta causa penal.

A través de esa pesquisa se obtuvieron escuchas de los teléfonos intervenidos a los imputados, donde se pudo determinar que la pareja solía vender drogas en Saladillo y en General Alvear.

En febrero del año pasado policías a cargo de la investigación de este caso viajaron a Saladillo, donde realizaron tareas de vigilancia en la casa de la pareja y constataron y documentaron -por medio de fotos- la existencia de “movimientos compatibles con comercialización de estupefacientes”.

Además, se había podido determinar que ambos encausados le daban a otros sujetos -que también fueron investigados- la droga, para que la comercializaran al menudeo bajo la modalidad conocida como “delivery”.

Según la jueza Raverta mencionó con relación al allanamiento que se hiciera en la casa de la pareja, la marihuana y los demás elementos hallados eran demostrativos de “la actividad ilícita llevada a cabo por los encartados, quienes destinaban gran parte de la vivienda a la producción, secado y almacenaje de estupefacientes”.

“Por otra parte -señaló también en el fallo- la existencia en el lugar de elementos de fraccionamiento y pesaje resulta acreditativa de la finalidad de comercialización que requiere la figura por la que (Loyza y López) vienen imputados”.

Cuando la casa de la pareja había sido allanada en Saladillo el primer día de abril del año pasado, en ese procedimiento la única que resultó aprehendida fue la mujer.

La investigación penal llevada adelante desde la UFI 22 con asiento en Azul implicó que ese día se realizaran más procedimientos, siete de los cuales se hicieron en General Alvear.

El 20 de julio de 2017, mientras estaba vigente una orden para su detención, Loyza se presentó en los Tribunales de Azul y en ese entonces se hizo efectivo su arresto.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *