Conflicto docente: María Eugenia Vidal redobla la apuesta y quiere dar un debate a fondo con los maestros

Tras el anuncio de otro paro, la gobernadora no dará un aumento por decreto y llamará a discutir el esquema de ausentismo y un plus por presentismo. Avanza con la quita de la personería jurídica a los gremios

Seguiremos abiertos al diálogo. Pero después de un mes sin clases vamos a dar una discusión de fondo para que realmente valgan la pena los días perdidos por los chicos". La frase la arrojó la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal a sus asesores cercanos apenas media hora después de que fracasaran las discusiones con los docentes por el aumento salarial y el Frente Gremial decidiera ir hoy y mañana a un nuevo paro en la provincia.

Vidal está preparada para redoblar la apuesta en el conflicto con los docentes: no sólo decidió no firmar por decreto un aumento salarial para evitar cuestionamientos, sino que seguirá la puja en la Justicia para avanzar con la quita de la personería jurídica de los gremios que fueron al paro y con la aplicación del descuento a los docentes que adhirieron a la medida de fuerza en medio de la conciliación obligatoria que rige hasta el lunes.

Pero la pelea mayor que ahora quiere dar la gobernadora excederá el debate salarial actual. Según comentaron a Infobae fuentes calificadas del gobierno bonaerense, Vidal quiere discutir con los gremios de los maestros el esquema de ausentismo que considera "extremadamente abusivo", discutir una nueva forma de acuerdo de paritarias y fijar mecanismos a tomar en adelante ante los desastrosos resultados que arrojaron la pruebas Aprender entre los alumnos de todo el país.

La gobernadora bonaerense está convencida de que el conflicto docente se extenderá. Cree que hay una "intencionada posición política de los gremios" contra su gestión que se reflejó con el rechazo de seis propuestas salariales que ofreció la Provincia. Hoy por la tarde, los docentes rechazaron un piso del 19% en tres cuotas, una cláusula gatillo y una suma compensatoria por presentismo que había ofrecido Vidal. Así, decidieron ir al paro a pesar de que aún rige hasta el lunes la conciliación obligatoria.

"El paro será ilegal", dijo Vidal a sus ministros, a quienes instruyó a seguir avanzando en la justicia con la quita de la personería gremial de los gremios en huelga y con la multa por adhesión al paro para los maestros. Esta será la estrategia legal que seguirá la gobernadora ante la tesitura de los docentes de no aceptar la propuesta salarial ofrecida. Ni siquiera dará lugar a un decreto para dar un aumento para no ser cuestionada legalmente.

Desde el plano de la pelea política y bajo aquella idea de que los días perdidos de los chicos deben "valer la pena", Vidal se planteará un debate de fondo ante los docentes. Exigirá una discusión de los "abusos de las licencias", como graficó un funcionario cercano a la gobernadora. Según datos oficiales, el nivel de ausentismo es del 17% en Buenos Aires, lo que implica pagar por año unos 14.300 millones de pesos en suplencias docentes. Vidal propondrá a los gremios disminuir el número de ausentismo y con ese dinero aumentar el salario de los docentes que van a trabajar. Los ministros de Educación y Economía de la Provincia calculan que si se redujera un 10% el ausentismo se estaría en condiciones de incrementar en 5.000 pesos anuales el ingreso promedio por docente. Los gremios se niegan a dar este debate porque aducen que ello forma parte del estatuto docente.

Por otra parte, la gobernadora bonaerense planteará una propuesta para pagar un "premio por presentismo" que equivaldría a pagar un plus de 400 pesos mensuales, lo que implicaría un ingreso de unos 5.000 pesos para los salarios promedios de los maestros que es de $19.000. También se planteó la Gobernadora discutir un nuevo sistema de encarar en la Provincia las paritarias. Esto sería que la discusión salarial con los gremios comience en noviembre y no en febrero o marzo, para evitar así que se pierdan días de clase por los paros.

"A esta altura del conflicto habrá que dar la discusión que nadie quiso dar. Ya no pasará por un tema de un aumento coyuntural sino que los docentes deberán someterse al debate de fondo", expresó a Infobae un funcionario cercano a Vidal.

Esta estrategia que se fijó la Gobernadora busca ponerse a los padres de los chicos que perdieron clases y a los docentes que no adhirieron al paro de su lado. Es el "efecto desgaste" al paro que busca Vidal. No obstante, la gobernadora admitió a sus allegados que el mes de huelga docente que ya lleva la provincia implicará un costo político a futuro que deberá pagar.

La gobernadora bonaerense dialogó con el presidente Mauricio Macri de toda esta estrategia y asegura a sus funcionarios que cuenta con "el apoyo pleno" de la Casa Rosada para dar el debate de fondo con los docentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//