Consejos ante un incidente con pirotecnia

Ministerio de Salud de la Nación. Zona Sanitaria Región IX

Es significativo saber que el uso de artefactos de pirotecnia siempre representa un riesgo para la salud, por lo que se desaconseja su utilización en las fiestas.

Su manipulación incorrecta puede ocasionar daños graves como quemaduras, problemas auditivos y lesiones oculares irreversibles, que pueden incapacitar a la persona de por vida. Las manos, los ojos, la cabeza y el rostro son las zonas del cuerpo que suelen resultar más afectadas por accidentes de pirotecnia.

En ningún caso debe ser manejada por niños: el mayor porcentaje de heridos graves por esta causa se registra generalmente en los chicos de  5 a 14 años de edad. Por lo tanto, los adultos deben tomar todos los recaudos para que éstos no estén expuestos a un accidente a causa de elementos pirotécnicos.

En caso de ocurrir un incidente con pirotecnia:

  • Si cae fuego sobre la ropa, se lo debe sofocar envolviendo al afectado con una manta o haciéndolo rodar sobre el suelo. La víctima no debe caminar ni menos aún correr.
  • Lavar la zona lesionada con agua fría pues calma el dolor y frena la acción calórica.
  • No colocar nunca cremas, pomadas o ungüentos caseros.
  • Cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas.
  • En caso de incidentes con compromiso ocular, no deben tocarse los ojos.
  • En todos los casos, debe concurrir inmediatamente al centro de salud más cercano.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación. Zona Sanitaria Región IX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *