Detienen a banda que fabricaba medicamentos de animales y criaba galgos

Once allanamientos realizados en Olavarría, Lincoln y Bolívar.

Una banda que se dedicaba a la fabricación de medicamentos para animales y la cría de galgos de carrera fue desbaratada hoy tras once allanamientos realizados en Olavarría, Lincoln y Bolívar.

Según se informó, la organización se dedicaba a fabricar de manera ilegal medicamentos para animales en un moderno laboratorio, y criaba galgos para la promoción y facilitación de carreras clandestinas.

Los operativos fueron realizados por efectivos de la DDI de Azul -con el apoyo de reparticiones policiales de la zona-, quienes durante las pesquisas también determinaron que la organización comercializaba estupefacientes.

Un jefe policial indicó que ?en uno de los procedimientos se desmanteló un laboratorio clandestino en Olavarría donde se elaboraban fármacos para los canes y hasta hacían tratamientos de musculación, similares a los que se realizan con personas en los gimnasios?.

Los trabajos de investigación comenzaron hace dos meses y entre otras tareas incluyeron escuchas telefónicas. Allí se determinó que el propietario del laboratorio tenía perros para carreras y que uno de ellos, cuya valuación oscila entre 15 y 20 mil dólares, ganó semanas atrás una competencia en la República Oriental del Uruguay.

Durante los operativos se incautaron medio centenar de galgos, 30 frascos de fármacos, una gran cantidad de medicamentos para canes, 380 gramos de cocaína, plantas de marihuana y cinco balanzas de precisión.

Asimismo, los policías secuestraron seis armas de fuego (dos carabinas, dos escopetas y dos revólveres), 36 mil pesos, 18 teléfonos celulares, capas para competición en carreras de perros, computadoras, otros elementos de informática y documentación de importancia.

Los detenidos quedaron a disposición de la justicia en el marco de la causa por infracción a las leyes 27.330 (que prohíbe las carreras de galgos) y 23.737 (de estupefacientes), y también por portación de armas de fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *