Dos Alianzas, dos Lenguajes, dos Argentinas

Por Enrique Romero Loizaga

Es muy común escuchar, entre los periodistas y los politólogos hablar de la separación entre la gente común y la CLASE POLITICA.

Por lo pronto los políticos no son una clase. Habria que hablar de la DIRIGENCIA POLITICA.

Pero asumir eso implicaría que todos los políticos son iguales.

Eso no es asi. Hay políticos formados y otros que no. Hay políticos honestos y otros que no. Hay, en definitiva personas que hacen política con vocación de servicio y los que buscan servirse de la política.

En este momento en la Argentina hay dos alianzas políticas bien diferenciadas.

Hay una en la que son mas los primeros y hay otra en la que abundan los segundos.

Pero entre esos dos grupos de gente hay pertenecientes a distintos partidos y hay una mayoría, que no pertenece a ningún partido.

Lo importante es que el FDT se quiere llevar puesta a la Republica. La economía, la salud y la inflación no importan tanto como el atropello a las instituciones.

Entre la salud y la economía, el gobierno eligio la reforma judicial.

Hasta ahora fracaso en la salud y la economía. Esperemos que fracase también en su intención de manejar la justicia y la opinión publica.

La verdadera opción es la REPUBLICA o la NO REPUBLICA.

Instituciones o NO instituciones.

No se puede cerrar la grieta cuando lo que quiere el FDT es destrozar la Republica.

La opción es clara y en este momento no hay lugar para las medias tintas.

La situación del país es tan grave que solo se puede atravesar con un gran acuerdo nacional.

 

El acuerdo requiere abandonar actitudes extremas y, en estos momentos,hay que resguardar la paz social.

El FDT no esta muy dispuesto a hacerlo porque se considera dueño de la verdad  y que el que piensa distinto es un enemigo.

Esta forma de pensar y de actuar esta en las entrañas de gran parte del peronismo.

Cuando uno no quiere, dos no pueden.

El lenguaje del FDT siempre es agresivo, divisionista y apunta siempre a culpar a otros. Falta la  autocritica y sobran provocaciones.

El lenguaje de JxC es, en general, moderado, mas respetuoso, republicano y apunta a consensuar con el gobierno ciertas politicas básicas.

Es por eso que el gobierno no entiende y lo pone nervioso la expresión de la gente en la calle. Viven lejos de la calle. No es una burbuja sanitaria. Es una burbuja política.

Entre esa gente de las marchas hay muchos que votaron a este gobierno.

Gente que voto en contra de JxC y no tanto a favor de FDT. Y pensaba que votaba a un gobierno mas moderado.

Este gobierno es menos moderado que el de CFK.

Pretenden ser científicos pero  son aficionados e ineptos.

El hecho de ganar una elección en forma bastante pareja, no da derecho a despreciar a los que piensan distinto. Eso ES la democracia.

Pero lo peor de todo es que no son republicanos. Y no entienden como funciona la democracia.

Comentarios

  1. Santiago dice:

    Muy bueno el comentario de Enrique, siempre tan claro en sus conceptos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *