La coparticipación que el Gobierno bonaerense gira a los municipios aumentó por debajo de la inflación en agosto, y por primera vez en el año los recursos que reciben las comunas por parte de la Provincia fueron inferiores a la suba general de los precios. Sin embargo, en el acumulado anual el saldo aún sigue siendo positivo.

De acuerdo a las cifras oficiales del Gobierno provincial a las que accedió DIB, en agosto la coparticipación se incrementó un 26,4% con respecto a igual mes de 2017. En ese mismo período la inflación anual medida por el Indec fue bastante superior: 34,4%.

No obstante, en el acumulado de 2018, la administración bonaerense todavía le gana la carrera a los precios: en los primeros ochos meses del año coparticipó un 30,8% más de recursos, mientras que en ese período la inflación fue del 24,3%. Esto se debe principalmente a que el incremento del IPC se aceleró en los últimos meses, sobre todo después de la importante devaluación del peso ocurrida entre mayo y mediados de agosto.

Así, aunque las comunas aún reciban recursos por encima de la inflación, el dato enciende una alarma: con un incremento del costo de vida proyectado cerca del 45%, el número negativo de agosto podría transformarse en una tendencia irreversible.