En el marco del acto del 100º aniversario de la Biblioteca Popular “Ernesto Tornquist”, celebrado este sábado, estuvo presente el intendente de General Alvear, Luis Alejandro Cellillo.

El jefe comunal del distrito ubicado en el centro de la provincia, viajó junto 400 kms junto a su hermana Amalia para participar de la jornada ya que fue homenajeado su abuelo, Luis Cellillo, quien fuera presidente del establecimiento en la década del 30.

Alejandro es de profesión médico, mientras que su hermana se desempeña como farmacéutica.

“El de mi abuelo era un matrimonio de maestros de Dolores, vivieron unos años en Dorrego y luego vinieron a Tornquist en la década del 30. Me enteré hace unos días de que fue presidente y obedecimos, con mi hermana, al llamado ancestral de venir a reconocerlo, ya que somos los dos únicos nietos de Luis”, expresó Alejandro.

“Mantener la actividad de una biblioteca popular es una tarea que realmente requiere un esfuerzo, desinterés de lo propio e interés por lo común, algo que cada vez se ve con menos frecuencia, entonces llegar a los 100 años y proyectarse es una tarea que merece reconocimiento”, destacó.

En ese sentido añadió que “hace 100 años seguramente las bibliotecas hicieron de nuestro país el país que supo ser, culto, educado y que tuvo una enorme oportunidad de futuro”.

“Las bibliotecas son sostenidas por el aporte de gente que no cobra por eso, que lo hace por vocación y de corazón, por eso las instituciones como estas deben ser reconocidas por los estamentos gubernamentales y por la misma comunidad”, sostuvo.

Por su parte, Amalia, indicó que “cuando nos enteramos que iban a reconocer a mi abuelo decidimos venir, ya que es una historia familiar y queríamos vivirla”. “El acto estuvo muy lindo, muy emotivo, con mucha gente trabajando a pulmón y eso se valora mucho”, subrayó.

Texto y fotos: Gentileza Noticias de Tornquist

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *