Ganadería al límite: la faena de hembras superó el 50 por ciento y se encienden luces de alarma

Los analistas estiman que si continúan estos niveles elevados, disminuirá la producción de terneros para el próximo año. La demanda china por vaca y la falta de crédito, entre las principales razones de esta situación.

Mientras la ganadería nacional exhibe muy buenas cifras en materia de exportación, algunos números preocupan pensando en el mediano y largo plazo. De acuerdo a la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes de Argentina (CICCRA) la participación de las hembras en la faena total durante el pasado mes de abril alcanzó el 52,5%.

Desde la entidad remarcaron que al comparar la faena entre los meses de julio 2018 a abril de este año en relación a los mismos meses de 2017 y 2017 se puede apreciar que se faenaron 405.946 vacas más que hace un año atrás. “Este dato nos indica que tendremos menos terneros en 2020, lo cual se verá agudizado por el gran porcentaje de vacas preñadas enviadas a faena”, señaló Miguel Schiariti, titular de CICCRA.

En este sentido, remarcó que uno de los datos a tener en cuenta es que el stock bovino nacional no está creciendo. Con este ritmo de faena, preocupan los índices productivos para el próximo año. Para Schiariti, si la faena de hembras continúa “por encima del 47%, seguramente tendremos mucho menos stock, es un alerta muy fuerte”, según explicó en declaraciones periodísticas

A la hora de encontrar explicaciones a este fuerte aumento de la participación de hembras en la faena, en líneas generales los analistas coinciden en dos puntos: la demanda cada vez más sostenida de China por la vaca y la falta de acceso al crédito.

Con respecto al primer punto, Argentina busca cumplir con los requerimientos del gigante asiático y esto se refleja en precios nunca vistos en vaca, que en los remates del Mercado de Liniers ha llegado superar la barrera de los 50 pesos.

La falta de financiamiento es otro punto no menor. Con tasas de financiamiento que en la práctica son inaccesibles, los productores venden vientres para hacerse de liquidez. En todos los casos, otro dato que preocupa al sector es la gran cantidad de vacas preñadas con destino a frigorífico, situación que tendrá una segura repercusión el próximo año, cuando en la zafra de terneros se contabilicen menos animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *