Hizo un curso de RCP y salvó la vida de un Bebé de un año y medio

La importancia de tener conocimiento de Reanimación Cardio Pulmonar

La vida nos deja enseñanzas a cada momento. Si bien es verdad que hemos tenido la oportunidad en General Alvear de escuchar una y diez veces la importancia de tener conocimientos básicos de RCP, hoy un hecho con un final más que feliz, nos lo demostró.

La participación de Agustina Olaciregui, una de las jóvenes que casualmente pasaba por el lugar en el momento del accidente de un bebé de un año y medio que se había caído a la pileta, fue decisiva para la recuperación del Bebé. Agustina tenía conocimientos de reanimación Cardio Pulmonar por haber realizado un curso y actuó como le habían enseñado. "Queremos transmitirles lo que nos pidió especialmente la pediatra de terapia intensiva que lo atendió a Moro, estas tragedias tienen un final feliz si quien lo rescata del lugar actuan como Juan, Dolores, Agustina y Nahuel, en el 95% de los casos se salvan porque reciben la reanimación en el momento", destacaron en un agradecimiento enviado a AlvearYa, los Padres de Moro.

Sin dudas, el temple, el coraje, la decisión de Juancito a pesar de su corta edad y la posterior participación de Agustina haciéndole reanimación con conocimientos, más el acompañamiento de Dolores Carricarte y Nahuel Illescas, hoy le salvaron la vida a un Bebé de un año y medio.

Esta publicación, además de felicitar a los Jóvencitos, tiene la intención de reforzar todo lo que hemos escuchado una y diez veces: "Tener conocimientos de RCP, salva Vidas". Hoy salvó, nada más y nada menos, que la de un Bebé de un año y medio...

Comentarios

  1. Jorge mollica dice:

    Que Dios bendiga las vidas de estos jóvenes! Y que la enseñanza que deja esta experiencia traumática pero con final feliz, sirva para crear en nosotros conciencia. Felicitaciones y damos gracias al Señor por Moro.

  2. Mario Alejandro dice:

    Excelente actuación la de estas jóvenes, y providencial su paso por el domicilio del niño accidentado !! Sin dudas, Dios estuvo en Gral. Alvear en ese preciso momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *