Las ordenanzas que no se cumplen, las exigencias, los reclamos y la falta de “Ponernos a Derecho”

Es hora de entender que si somos exigentes con el otro, para hacerlo primero debemos serlo con nosotros, cumplir las ordenanzas vigentes, si todos ponemos un granito de arena, viviremos mucho mejor, y en una comunidad organizada como todos anhelamos.

En General Alvear hay decenas de ordenanzas y leyes que no se cumplen. Se podría decir que no se hacen cumplir, en parte es verdad, pero también es justo señalar que el día que se lo intenta, la enorme mayoría  pone el grito en el cielo.

Nos parece oportuno reflexionar, detenernos a pensar que nos pasa como actores sociales en una comunidad donde algunos son jueces de las acciones del otro pero a la vez no cumple las ordenanzas que prohíben, regulan, u ordenan nuestra ciudad.

El Tránsito es solo un ejemplo de como actuamos ante una ordenanza o Ley, literalmente, nos burlamos de ella, sin embargo hay otras que también suceden a menudo en nuestra ciudad. A saber: los residuos es otro claro ejemplo, hay regulación de horarios, pues bien, la gente saca las bolsas de residuos cuando se le plazca, hay una disposición que obliga a embolsar el pasto cortado, hoy podemos observar los montoncitos que se juntan a lado de los cordones, (es verdad que las bolsas se han ido deteriorando y no han sido reemplazadas, pero cuando estaban eran pocos los que la utilizaban), y como también vemos que sin ningún tipo de inconvenientes arrojamos basura a la costa de la vía, detrás de la cancha del AFC y otros lugares, cuando en la Planta de Residuos Sólidos y Urbanos hay boxes para tirar la misma en el horario que se necesite.

Pero los temas siguen:  Muy pocos son los que respetan la Ordenanza que prohíbe el tránsito pesado 72 horas después de cada lluvia en zonas rurales. No se respeta la prohibición de sacar árboles sin previa autorización. Y podríamos seguir.

Estos temas, y muchos más, nos hace ver que tipo de convivencia como sociedad tenemos, y a la luz de los resultados, nos falta mucho para darle a nuestra ciudad mejor calidad de vida, y no es justamente por falta de reglas, más bien porque ante cada ordenanza tratamos de transgredirla, o no cumplirla. Todos podemos observar, y escuchar una sociedad que exige siempre respuestas inmediatas, pero cuando se debe ajustar a derecho, lo primero que hace es enojarse, y tratar por todos los medios de no cumplir con las ordenanzas.

Es hora de entender que si somos exigentes con el otro, para hacerlo primero debemos serlo con nosotros, cumplir las ordenanzas vigentes, si todos ponemos un granito de arena, viviremos mucho mejor, y en una comunidad organizada como todos anhelamos.

Comentarios

  1. Adriana Merino dice:

    Es mucho mas fàcil dejar las cosas en manos del estado. a la hora de echar culpa en mas fácil echárselas a otro que hacerse cargo. Buena reflexión.

  2. susana beatriz espinosa dice:

    Hace un mes sacamos escombros a la vereda. Ahí están!!!! No los ven o los empleados “no los quieren ver”????? Quien controla?????

  3. susana beatriz espinosa dice:

    Perdón, no puse la dirección. La misma es: Mitre n* 857

  4. Nancy Illescas dice:

    Espectacular esta nota! Somos nosotros los que generamos la situación de la que nos quejamos…y ni siquiera nos quejamos donde corresponde. Tantas pequeñas cosas podriamos cambiar si nos involucramos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *