Los controles ginecológicos y consultas de salud sexual cayeron un 70%

Especialistas aseguran que esto puede traer problemáticas a nivel de salud sexual y embarazos

Los controles ginecológicos y consultas de la salud sexual tuvieron un notable derrumbe. Han bajado un 70% de forma general, desde el comienzo de la pandemia. De esta manera, los controles comenzaron a hacerse por videollamada y las recetas por corre electrónico. Por el lado de las urgencias, como el procedimiento de Interrupción Legal del Embarazo, continúan con normalidad.

Natalia Kienast, ginecóloga y obstetra del CEMIC, dijo que tratan "las urgencias", pero advirtió que "conviene esperar hasta septiembre para retomar los controles rutinarios”, sobre todo “en pacientes sin antecedentes”.

Por su parte, desde la provincia de Buenos Aires, Sabrina Balaña, directora de Equidad de Género del Ministerio de Salud bonaerense, declaró a que “en general se recomienda que no se posterguen los controles ginecológicos imprescindibles, pero sí aquellos que son anuales para los casos sin factores de riesgos”.

Es así que las consultas con referencia a la salud sexual y anticonceptivos ha bajado de manera notoria.

Marisa Labovsky, ginecología especializada en endocrinología ginecológica, expresó que “desde sociedades como la de Ginecología Infanto-Juvenil, el Plan ENIA y el Programa de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud, se empezaron a hacer campañas para recordar que la salud sexual y reproductiva es un servicio esencial e informar que los centros sanitarios, los hospitales y los consultorios tienen la obligación de proveer los métodos anticonceptivos que la paciente estuviera utilizando hasta el momento”. Esto lleva a la preocupación de que puedan generarse mayor número de embarazos adolescentes.

En Argentina el Programa Nacional de salud Sexual y Procreación Responsable garantiza a toda la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestaciones de servicios referidos a la salud sexual y procreación responsable, incluidos los métodos anticonceptivos de acción prolongada (LARCs por sus siglas en inglés) como el implante subdérmico (conocido entre las más jóvenes como “chip anticonceptivo”) o los dispositivos intrauterinos, son el tipo de anticonceptivo reversible de mayor eficacia.

Para finalizar la Dra. Lavobsky dijo “Hay disponibilidad de métodos, el plan ENIA y la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva tienen disponibilidad de implantes y DIUs. El problema es que las pacientes en general no están yendo a los centros de salud por miedo al contagio de coronavirus. En el ámbito privado están autorizadas las recetas en forma online, por WhatsApp o email y hay muchos consultorios que están funcionando y están atendiendo y colocando métodos de larga duración a las pacientes que así lo requieran con todos los protocolos de cuidados que hay que tener en este momento”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *