MIRAMAR se prepara para el arribo masivo de turistas

Cuenta con público fiel

 

Con un horizonte cargado de expectativas, la tradicional ciudad balnearia empieza a percibir el movimiento previo antes del inicio de 2017 con mayor confianza; más consultas (en algunos casos, más que en la temporada pasada), y una demanda cautelosa que prefiere cerrar operaciones con las valijas en la puerta, para forzar a descuentos y bajas en los alquileres, es al parecer la tendencia imperante.

Dentro de un análisis previo a lo que puede ser esta temporada de verano en Miramar y Mar del Sud y de acuerdo a las estadísticas que refleja actualmente el mercado turístico, en principio se evidencia un repunte en el porcentaje de visitantes para el próximo fin de semana de Año nuevo con respecto a la Navidad pasada.

Esto se desglosa de las consultas realizadas por la Secretaría Municipal de Turismo, Cultura y Deportes con los prestadores de servicios hoteleros en sus distintas categorías, que esperan una demanda mas sostenida, aunque es evidente una mejoría en estadías promedio entre 3 y 4 días, condicionadas especialmente por el factor climático, tanto en origen como en destino.

En gran parte de la oferta local de apart hoteles y cabañas, el primer fin de semana del 2017 tendrá una importante cobertura de plazas (entre el 70% y 100%), aunque en aquellos hoteles más económicos y con menores servicios el promedio decae, dando hasta el momento un general del 50%.

“Hubo una mejoría con respecto a las últimas estadísticas, la demanda está manejando el mercado y la gente consulta mucho antes de salir de vacaciones, es una realidad que caerán con valijas en mano, buscando lo más conveniente para su economía”, argumentaron desde la Secretaría de Turismo.

“Igualmente Miramar cuenta con un público fiel, el cual debemos seguir cuidando con buenas opciones y una correcta relación entre la calidad del servicio y los precios”, ampliaron.

Los martilleros locales siguen trabajando junto a los propietarios para mejorar la oferta de casas, chalets y departamentos, apelando a sostener la competitividad del destino (ya sea minimizando los incrementos en los alquileres o incrementando el servicio a disposición del turista) en franca disputa con ofertas de nuestro país y del exterior.

En lo que respecta a Enero, los indicadores inmobiliarios demuestran una mayor cantidad de reservas, en particular la segunda quincena, tendencia de por sí ya histórica en la ciudad. De todas maneras, Febrero en su mitad inicial evidencia un buen ritmo de operaciones concretadas, por lo que en ese sentido las expectativas van en aumento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *