No matemos al futbol local

Los hechos acontecidos el último fin de semana merece una profunda autocrítica de todos los actores involucrados

Los lamentables hechos de violencia ocurridos en la tarde del domingo en cancha del Alvear Fútbol Club, dentro y fuera del campo de juego merecen, si al menos se quiere salvar al fútbol local, una profunda autocritica de los actores involucrados: Dirigentes, jugadores, medios de prensa, seguridad y simpatizantes.

Desde esta nota no se trata de buscar culpables, Nuestra función no es esa. Pero tampoco debemos obviar lo ocurrido con vecinos como protagonistas de hechos de violencia física y verbal producto de un partido de fútbol donde ni siquiera el resultado pudo haber sido el detonante. Comercio y Colorado habían empatado 2 a 2.

Que pasó después para que la irracionalidad copara el sector de vestuarios con agresiones físicas y verbales ante una presencia policial que se vio desbordada. No lo sabemos concretamente y tampoco es intención de este editorial buscar  culpables. Lo cierto y triste es que una vez más el fútbol fue golpeado y está casi al borde del knock out.

Si el informe del árbitro es justo seguramente habrá suspensiones de jugadores. Pero si ese informe, además,  se eleva a esferas de seguridad mayores, como se planteó y se escuchó el mismo domingo de boca de los árbitros,  no sería descabellado que se resuelva que hasta que las canchas donde se juegan los partidos no cumplan con los requisitos mínimos de seguridad, el  fútbol local se detenga. Si ir más lejos en la ciudad de 25 de Mayo las hinchadas están separadas para evitar hechos lamentables.

A que extremo hemos llegado para que en una ciudad donde nos cruzamos a diario con el vecino, que hasta sabemos de quien es hincha o en qué partido político milita, tengamos que separar al público para evitar hechos de violencia. Con el consabido gasto de las instituciones para adecuar las canchas en épocas en donde todo cuesta mucho más por la inestable situación económica.

No matemos al futbol. En este noble deporte hay gente de bien donde el dialogo sincero puede salvarlo de esta situación. Y esta, no es tarea de un solo sector sino de todos los actores, Dirigentes, jugadores, medios de prensa, seguridad y simpatizantes.

Comentarios

  1. Guillen Franco dice:

    Es una lástima, el partido fue hermoso, los jugadores de estaban saludando. Y una persona muy referente a la liga se metió a ocasionar disturbios hasta irse a las manos
    Espero que A.F.C no sea esta ves el famoso quilombero. Por qué esa persona no pertenece a dicha institución.
    Que tengan buen dia (no va con intención de ofender a nadie pero está bueno aclararlo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *