Olavarria, Macabro hallazgo: encontraron un cuerpo descuartizado y sospechan que es el de un ex militar desaparecido

La familia de Carlos Cordero lo busca en Olavarría desde el 27 de junio. Hay un detenido y varias hipótesis

Algunos minutos después del mediodía de este domingo, un llamado al 911 movilizó a toda la cúpula policial y judicial de Olavarría. Un vecino que se había acercado a rezar al santuario del Gauchito Gil, al costado de la ruta 226, se sorprendió cuando a pocos metros vio una especie de fogata hecha con gomas de auto. Al acercarse presenció la imagen del horror: entre medio de las llamas divisó un cadáver mutilado con las extremidades cortadas y decapitado.

"El cadáver estaba quemado prácticamente en su totalidad. Tenía seccionada la cabeza y las extremidades. Todo indica que sería de la persona desaparecida pero aún no tenemos la confirmación oficial. No pudimos mostrárselo a la familia por el estado en el que estaba. Estamos extrayendo muestras de ADN para poder cotejarlo con el de algún familiar y así poder despejar todas la dudas", dijo a Infobae una fuente de la investigación.

Los investigadores creen que puede tratarse del cuerpo de Carlos Cordero, un ex militar de 60 años que lleva desaparecido más de 10 días. Luego del hallazgo se detuvo a una persona relacionada a la prostitución de la zona.

El pasado miércoles 26 de junio, el ex militar llevó a su esposa hasta la puerta de su trabajo como todas las mañanas en Olavarría. A las 9.30 se despidieron. Desde ese momento no supieron nada más sobre él. Su teléfono celular, según indica su estado de Whatsapp, se apagó algunos minutos después y no volvió a encenderse. Esa misma tarde la familia de Cordero hizo la denuncia en la comisaria y comenzó la búsqueda comandada por la fiscal Paula Serrano. Mientras los efectivos rastrillaban la zona y utilizaban perros adiestrados, los allegados de Cordero realizaron varias manifestaciones con una misma consigna: "Queremos que aparezca".

En los primeros rastrillajes, la policía encontró el Ford Fiesta Max de la víctima incendiado en una zona de descampados en las afueras de la ciudad. Los peritos pudieron confirmar que el incendio fue intencional y comenzó desde adentro del vehículo. Presumiblemente para borrar evidencias. A pesar de esto, todavía se están analizando algunas huellas que se encontraron en el interior.

En paralelo a eso, los peritos informáticos determinaron que la última comunicación que tuvo Cordero antes de que su celular se apagase fue con un hombre llamado Claudio "Chaco" Ibarra, quien fue detenido en las últimas horas. Se trata de una persona conocida por las autoridades policiales de la zona por sus vínculos con la prostitución local. Inmediatamente, la fiscal ordenó un allanamiento en su vivienda donde se secuestraron varios teléfonos móviles y dos notebooks. Hasta se llegó a excavar en el patio de la casa pero no se encontró nada.

Otro dato llamó la atención de la fiscalía con respecto a Ibarra: en algunas cámaras de seguridad de la zona se lo ve manejando el Fiesta Max de Cordero. Sin embargo, en ese momento, la Justicia optó por no detenerlo por falta de pruebas pero sí se ordenó que sea vigilado permanentemente para observar sus movimientos.

La situación del sospechoso cambió rotundamente con la aparición del cuerpo. Inmediatamente se ordenó la detención y mañana será indagado por la fiscal.

"No sabemos qué tipo de relación unía a Cordero con Ibarra. Es uno de los aspectos que seguimos investigando en paralelo a la identificación del cuerpo que ahora es lo más importante. Mañana comenzará la autopsia en la ciudad de Junín", dijeron fuentes de la fiscalía.

Lo cierto es que lo sucedido este mediodía paralizó por el momento la búsqueda de Cordero, que contaba con una recompensa de $300.000 por parte del Ministerio de Seguridad Bonaerense para quien aportara datos.

Los investigadores están convencidos de que el lugar donde se encontró el cuerpo mutilado es una escena secundaria. Es decir, que se lo asesinó en otro lugar para luego quemar el cuerpo a metros del Santuario del Gauchito Gil. Otro dato importante es que, según las primeras observaciones, los cortes en sus extremidades y la decapitación se produjeron post mortem.

Una vez que el cuerpo sea identificado oficialmente, la investigación comenzará a centrarse en los motivos del asesinato. En la cabeza de los detectives hay varias hipótesis para determinar el móvil y desentrañar el caso. Una de ellas tendría que ver con una posible deuda de Cordero con Ibarra y otra habla de una entrega por parte de una mujer para que el ex militar sea robado lo que luego habría derivado en su muerte.

¿Por qué Cordero e Ibarra se comunicaron en la mañana de la desaparición? ¿De dónde se conocían? ¿Puede haber más personas involucradas? Todas preguntas sin respuesta que las autoridades confían en empezar a develar en las próximas horas.

Fuente Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *