Opinión: Las elecciones del 22 de octubre

Por Enrique Romero Loizaga.

Las elecciones del domingo que viene tienen un gran significado político.

 

Si, como se espera CAMBIEMOS obtiene una buena diferencia de votos se puede estar en un momento bisagra de la republica-

 

El peronismo seria derrotado no por un golpe oligárquico ni militar, sino por una ciudadanía cansada de sus fracasos y deseosa de un cambio en el fondo y en las formas-

 

La situación es comparable con la elección de Alfonsín en 1985-

 

La gran diferencia seria que el peronismo ya no tiene autoridad moral ni para hacerse cargo de una agenda social ni de una supuesta capacidad de gestión. Para subsistir como partido y no como movimiento deberá renovarse en serio y adquirir de una vez y para siempre, un carácter republicano, de respeto a las instituciones. Hay que esperar, sin embargo, como lo hizo en el pasado, que trate de boicotear por todos los medios al actual gobierno. Quiere que fracase.

 

Los votantes de CAMBIEMOS en las PASO y los que no votaron, sobre todo estos últimos, deberían concurrir masivamente el 22 para empezar a cambiar la historia trunca de la republica.

 

El camino elegido es difícil, como todos los caminos que llevan al rumbo correcto y duradero, pero es el único factible. Los otros caminos, fáciles y demagógicos, que llegaron a su punto máximo en estos doce años y en los 24 anos de gobierno en la provincia de Buenos Aires, demostraron que nos llevan al fracaso.

 

Quedan pendientes la modernización empresarial, la jerarquización y renovación de la justicia, la actualización de las leyes laborales, la lucha contra el narcotráfico, la mejora de la salud y la educación pública y, como consecuencia inevitable de todo eso, la disminución de la pobreza.

 

Prácticamente, hay que refundar una Republica devastada después de todos estos años.

 

También buscar la unión de todos los argentinos, excluyendo solo a los corruptos y a nadie por sus ideas.

 

Seguramente que habrá funcionarios que no son los mejores y habrá errores de gestión y comunicación, pero las intenciones de CAMBIEMOS son buenas. No consten en, fundamentalmente, apropiarse de los dineros públicos ni en estafar a los mas pobres.

 

Los funcionarios malos deberán ser remplazados y los errores deberán ser corregidos. Una participación ciudadana intensa y un periodismo independiente deben asegurarnos de que así ocurra.

 

En esta elección la decisión es fácil. Se vota por el Cambio y el futuro o se decide volver al pasado en sus distintas variantes

 

 

La coalición CAMBIEMOS de la que forma parte la UCR, tiene el deber de honrar el mandato popular y asegurar el desarrollo económico y la justicia social de la Republica, cuidando los dineros públicos como un ciudadano común cuida los suyos. Ese también debe ser un compromiso de la UCR, con toda la ciudadanía, desde dentro de la coalición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *