Otro tarifazo: aumenta 40 por ciento la factura de agua en la Provincia

De acuerdo con los documentos de la convocatoria, el incremento del m3 (hoy establecido en $5,74) rondará el 40%, elevándose a $8,03. A principios de diciembre, Vidal rechazó un primer borrador de la empresa, que promovía una suba del 60%.

El Gobierno bonaerense aumentará un 40% las tarifas de la empresa estatal ABSA, que brinda servicios de agua y cloacas a más de 1,7 millones de personas en 52 municipios de la provincia.

El anuncio será realizado en los próximos días, cuando el Organismo de Control del Agua (Ocaba) oficialice en el Boletín Oficial la convocatoria a una audiencia pública para el 2 de febrero próximo en La Plata, donde la empresa estatal presentará su propuesta de aumento, la segunda desde que María Eugenia Vidal asumió la Gobernación.

De acuerdo con los documentos de la convocatoria a los que accedió DIB, el incremento del m3 (hoy establecido en $5,74) rondará el 40%, elevándose a $8,03. A principios de diciembre, Vidal rechazó un primer borrador de la empresa, que promovía una suba del 60%.

De concretarse la suba propuesta, la mitad de los usuarios de ABSA sufrirán un incremento de entre 140 y 200 pesos en sus facturas bimestrales. Mientras que poco más de un tercio      deberán pagar entre 201 y 400 pesos más. En tanto, solo el 12% (el sector de mayor consumo) verá en sus facturas subas superiores a los 400 pesos bimestrales, alcanzando la última categoría aumentos superiores a los mil pesos.

Por ejemplo, un usuario del rango 3 (con una vivienda cuya valuación fiscal oscile entre los 50 y los 70 mil pesos) que actualmente paga por el servicio de agua y cloacas una tarifa básica (sin impuestos ni cargos) de $665 bimestrales, pasará a abonar con el incremento $900 en el mismo período, sin los adicionales. En el caso del rango 1 (viviendas inferiores a los 40 mil pesos de valuación) el servicio de agua y cloacas pasará, en las mismas condiciones, de 436 a 580 pesos.

El nuevo esquema

El servicio de ABSA se divide en dos modalidades: medido y no medido, que a su vez cuentan con tarifas diferenciales dependiendo si el servicio es de agua y cloacas o solo uno de los dos.

El servicio medido, rango bajo el que se encuentra un tercio de los más de 700 mil usuarios, se establece según rangos de consumo que se toman a partir de medidores instalados en los domicilios.

En cambio, en el servicio no medido, régimen bajo el que se encuentran la gran mayoría de los usuarios, la tarifa se establece a partir de la asignación de un consumo teórico de m3 de acuerdo con la valuación fiscal de las viviendas. Continuando con los ejemplos anteriores, una vivienda del rango 3 tiene asignados 28 módulos o m3, mientras que la de rango 1, 18. Estos valores se multiplican por el precio del m3 (que pasaría a costar 8 pesos, como ya se indicó), y a eso deben sumarse cargos e impuestos.

Según explica la empresa, en la propuesta oficial se contempla una reducción de los módulos para los rangos de valuación 1, 2 y 3 del servicio no medido: de esta forma, las tarifas para estos usuarios (que representan casi la mitad del total) se incrementarán un 35%.

En tanto, también se resolvió redefinir el rango 7, hasta el momento el más alto de la escala en el servicio no medido, dividiéndolo en nuevas escalas hasta llegar al rango 10. “De este modo se busca lograr mayor equidad en función de la capacidad de contribución teórica de los usuarios”, se indicó.

La audiencia pública es una instancia no vinculante, por lo que la empresa podrá aplicar las subas (si es autorizada por el Ejecutivo) más allá del resultado del debate. El encuentro tendrá lugar el 2 de febrero en el Colegio de Abogados de La Plata, como en otras ocasiones, y están invitados, además del público en general y asociaciones de usuarios, representantes de la empresa, el Ministro de Infraestructura bonaerense, Roberto Gigante; y el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

La convocatoria, que se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial y en medios provinciales, está a cargo del Organismo de Control del Agua (Ocaba), que con los cambios en la Ley de Ministerios será suprimido a partir de enero y sus funciones serán absorbidas por la Autoridad del Agua (ADA).

Demanda pendiente

El último aumento de ABSA fue autorizado en junio de 2016 y superó el 140%: el metro cúbico pasó de 2,39 a 5,74 pesos.

Durante la gestión de Daniel Scioli, la empresa había aplicado un "tarifazo" del 180%, que tras un año y medio de aplicado fue considerado inválido por la Suprema Corte bonaerense, por advertir que los nuevos valores habían sido establecidos sin la realización de audiencias públicas.

El máximo tribunal ordenó a la empresa pública bonaerense devolver los montos cobrados de más en ese período, lo que equivaldría a entre 6 y 13 boletas completas, un monto que, según el usuario del que se trate, ronda entre los 270 y los 4.500 pesos, con un promedio de 1.700 pesos.

Sin embargo, el modo en que debe aplicarse esa devolución se encuentra desde hace más de dos años estancado en un laberinto legal, que dificulta la concreción de la condena a raíz de la falta de una base de datos precisa que permita determinar con exactitud cuánto le corresponde a cada usuario.

Otras subas

El aumento de ABSA se sumará a los de la luz y el gas, que ya fueron autorizados por la Provincia y Nación, respectivamente.

En el caso de la luz, la administración de María Eugenia Vidal autorizó a las cuatro empresas y a las más de 200 cooperativas que prestan servicios en la provincia a incrementar las facturas entre un 33 y un 44%: en diciembre ya corre una suba del 10%, mientras que para febrero habrá un nuevo incremento de entre el 23 y el 34%, dependiendo del área de concesión.

En tanto, desde diciembre los usuarios del interior bonaerense afrontan una suba de hasta un 45% en las tarifas de gas de la empresa Camuzzi Gas Pampeana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *