Picnic de Jóvenes alvearenses en 1914

Por Lis Solé

.

La foto recuerda una reunión campestre de vecinos de General Alvear, el sábado 15 de marzo de 1914 organizada por Baldomero Valera y Héctor Goyena, hijo del primer Intendente de Alvear, en la quinta de Langoni. La crónica de esa reunión apareció en el Diario La Reacción del 22 de marzo; el propietario era don Pedro J. Acosta, Juez de Paz del pueblo en ese momento.

Si bien la nota está resumida porque es bastante extensa, he respetado parte de su vocabulario y redacción para no perder la esencia de la crónica y poder acercarnos a lo sucedido hace ya 102 años.

El periodista cuenta detalladamente todo lo sucedido en el “pic-nic” de ese día. Así, nos enteramos hoy que había llovido toda la noche. A las 7 de la mañana despejó la tormenta y, a las 9 y 30 minutos, se escuchó la primera bomba que anunciaba los festejos. Después de escuchar dos bombas más, dio principio la peregrinación con la afluencia de coches, sulkys y caballos conduciendo señoritas a la vez que una gran cantidad de público se reunía en las aceras para presenciar el espectáculo.

A las diez se pusieron en marcha los coches y jinetes de ambos sexos tomando la calle Alsina en dirección a la chacra del señor Langoni, en el orden siguiente: Carmen Basterrechea, B. Valera, Ángela Del Monte, José Vera, María De la Vega, José Tomé, Sara Goyena, Amadeo Meninato, María Gruccio, Héctor Goyena, María Dorza, Juan Basterrechea, Lola Acosta, Felisa Orella, W. Leiras Carrizo, Merdeces Basterrechea, Diego Henderson, Julia Dorza, Miguel Mazzoni, María L. Vallier, Aurelio Ortiz, Martina Acosta, Pedro Vallier, Ricarda De la Vega, Juan Aranda, Cándido De la Vega.

El trayecto bastante barroso y pesado, -recuérdese que en esa época todas las calles eran de tierra-, se traspuso sin dificultades y a las doce se hallaban en la chacra. En ese instante ya se preparaba el almuerzo, constituido por asados al asador diseminándose la concurrencia por la amplia arboleda entregándose a juegos y deportes unos, y otros, al baile.

A las dos horas se preparó la mesa y comenzó el almuerzo. En ese instante llegaron a la chacra la segunda remesa de rezagados, en su mayoría miembros del comercio que no habían podido salir a la mañana. En conjunto la concurrencia pasó de cien personas. Desaparecieron los asados y se obsequió con duraznos y otras frutas, y luego continuó el baile. Hubo un chaparrón corto y fuerte y, durante la caída de la lluvia, la gente se guareció en un galpón.

La tarde transcurrió veloz; se bailó con entusiasmo, se corrieron carreras, se tiró al blanco… El regreso se efectuó a las 5 y 30 de tarde y las parejas que formaban la cabalgata recorrieron las calles de la población. A las nueve de la noche, inesperadamente, se resolvió solicitar el salón de la Intendencia, y al recibir la aprobación de su intendente, Casimiro Pedelaborde, se organizó un recibo donde se bailó con entusiasmo hasta las doce de la noche.

Concurrieron las señoras: Ramona O. de Olano, Anselma D. de Limongelli, María Z. de Ferrari. Señoritas: Mercedes y Carmen Basterrechea, Ángela y Clara Del Monte, Josefa Campomenosi, Beatriz L. Ferreira, Cecilia Migliori, Sara E. y María A. Goyena, Carmen y Nicolasa Migliori, Balbina Olano, María, Ricarda y Alejandra De la Vega, Felisa, Ernestina y Elvira Díaz, Encarnación, Gabriela y Pantaleona Ortiz, Josefa Díaz, todas abuelas y bisabuelas de vecinos de General Alvear. Es bonito ver la deferencia con la que se escribía de las mujeres hace ya más de cien años y comparar los tiempos actuales principalmente en el marco de las acciones del programa "Ni una menos". Es para destacar que si bien en la imagen se ven muchos hombres, sólo se mencionan las mujeres.

La crónica expresa que se obtuvieron varias fotografías y una de ellas es la que acompaña estas letras y que apareció en el diario mencionado. Al final, el periodista afirma: “Ha sido una nota que satisface, cuyo recuerdo perdurará por mucho tiempo”. Vaya si tenía razón…

Nota: Agradezco al Museo de Saladillo y en especial a Marcelo Pereyra a cargo del Archivo y miembro del Equipo de Investigación.

 

Comentarios

  1. Qué lindo recuerdo, Ángela, Clara y Anselma eran tías-abuelas mías, Ángela se casó con Vera, Clara con Basterrechea y Anselma con Limongelli, otra hermana era Amelia, casada con un Garibotti, y mi abuelo, Angel Luis (Macho) era el único varón, por eso mi hermana y yo somos las últimas Del Monte de la familia, fin del apellido

  2. Juan Guillermo Valera dice:

    Estaba bucando datos de mi padre, Baldomero Valera, y surgio la primera nota periodistica que veo sobre mis abuelos, Baldomero Valera y Carmen Ferreira. Ha sido una grata sorpresa!

  3. Susana Trezza dice:

    Para mí es una hermosa sorpresa , yo soy nieta de Héctor Goyena y Beatriz Ferreira , esta hermana de Carmen Ferreira y mi abuelo Hector hijo se Enrrique Goyena y hermano de Sara y Angelica Goyena , Baldomero Valera también tío abuelo mío , qué maravilloso haber podido ver este artículo , por lo tanto son familiar de Juan Guillermo Valera, que creo debe se de La Plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *