Promulgan la reforma previsional del Bapro y bancarios analizan paros

Eleva la edad en forma escalonada desde los 57 a los 65 años

El Gobierno bonaerense promulgó  la ley que modifica el régimen previsional vigente para los empleados del Banco Provincia y eleva la edad en forma escalonada desde los 57 a los 65 años, iniciativa que generó mucha polémica y que amenaza con un nuevo conflicto con paros en la entidad provincial.

La ley 15.008, sancionada en diciembre y publicada hoy en el Boletín Oficial, eleva a 65 años de edad y 35 de servicio los requisitos para que los agentes puedan acceder a la jubilación. La ampliación de la edad se realizará gradualmente con la siguiente escala: 61 años en 2020 y 2021; 62 años en 2022 y 2023; 63 años en 2024 y 2025; 64 años en 2026 y 2027, y 65 años desde 2028.

Ante la promulgación, desde la Asociación Bancaria advirtieron que se reunirán mañana para analizar posibles medidas de fuerza una vez que venza la conciliación obligatoria, el viernes próximo.

Desde el gremio esperan poder reunirse esta semana con las autoridades provinciales. Si bien en las últimas semanas había habido pequeños avances en las negociaciones, el Ejecutivo es intransigente en cuanto a los puntos centrales de la norma, tales como el financiamiento de la Caja y el retoque en la edad de jubilación.

El secretario general de la seccional La Plata de La Bancaria, Federico Bach, señaló a DIB que "esperamos hasta el viernes para arribar a un acuerdo. Caso contrario vamos a definir medidas de acción directa".

El gremio acató la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo, por lo que evitó realizar paros y se comprometió a no judicializar la ley mientras duren las conversaciones.

La aprobación de la ley en diciembre provocó una serie de paros en la entidad, que complicaron el pago del aguinaldo de los agentes del Estado bonaerense.

La ley modifica la tasa de sustitución, es decir el porcentaje del sueldo activo que percibe un jubilado al bajarlo del 82 al 70 por ciento, con lo que lo iguala con el resto de los empleados bancarios.

Establece también que para el haber inicial se tomará el promedio de los últimos diez años de sueldo y que la movilidad jubilatoria no será por variación salarial sino por el índice votado en diciembre por el Congreso de la Nación para el resto de los jubilados. Así los aumentos serán trimestrales en lugar de semestrales, y se calcularán con una combinación del 70% de la inflación y el 30% del Ripte, que es el aumento salarial de los trabajadores del sector formal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *