Quién fue el Gauchito Gil?

La veneración por este santo popular crece día a día. El gaucho milagrero, el “Robin Hood” de nuestras tierras, un mártir o todo eso junto. Las historias que se tejen en torno a la figura de Antonio Mamerto Gil Nuñez.

Uno de los relatos que la estudiante de Antropología Social Daiana Mignona construye en base a entrevistas, fuentes documentales y bibliografía cuenta que Antonio Mamerto Gil Nuñez nació en Paiubre, lo que ahora es Mercedes, provincia de Corrientes. Transcurrió su vida entre los años 1830 y 1878.

Fue peón explotado que se volvió matrero, actuó en la guerra del Paraguay y participó de enfrentamientos políticos entre azules y colorados. Pertenecía a estos últimos, por ello vemos el color rojo en sus altares.

Gil huyó de las batallas en las que participaba al soñar con una voz en guaraní que decía que no derrame más sangre de hermanos. Además sufría una contradicción interna, según relato de los devotos, porque auxiliaba a los individuos heridos que se cruzaban en su camino.

Desde el momento en que decidió partir del ejército fue considerado desertor, atrapado y asesinado en 1878, colgado de una rama de algarrobo boca abajo y degollado. Este era el precio que pagaba un “traidor”.

Antes de su muerte, Antonio le dijo a su verdugo que cuando volviera a su casa iba a encontrar a su hijo enfermo, pero la sangre de un inocente redime a otro. Por ello para que el niño se sanara, el padre debía invocarlo y realizarle un entierro digno. Al cumplirse las predicciones del Gauchito, el Coronel volvió al lugar del asesinato, enterró el cuerpo y le pidió que curara a su hijo. De regreso lo encontró sano. Desde allí, cada vez más fieles creyeron en sus milagros y realizaron promesas y ofrendas de diferentes tipos.

Hay otra historia en la que aparece la figura de una mujer. Cuenta que Antonio Gil decide por propia voluntad alistarse en la Guerra de la Triple Alianza porque estaba enamorado de Estrella Díaz Miraflores heredera de la estancia donde él trabajaba y prometida del comisario del pueblo. El decide huir porque sabe que este amor no puede llevarse adelante.

También le atribuyen al Gauchito Gil la cualidad de ladrón noble. Reivindican la figura de “justiciero” y lo comparan con “Robin Hood” en el hecho de “robarle a los ricos para darle a los pobres". La historia que narran caracteriza a un héroe, mártir y santo a quien han degollado por alzarse contra el orden establecido y desafiarlo.

Fuente: Infoeme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *