Senado hizo ley reforma del Bapro y eliminación de régimen de privilegio

El Senado convirtió en ley la eliminación de las llamadas “jubilaciones de privilegio” para gobernadores, vicegobernadores y legisladores; dio luz verde a la modificación de la Ley 10.397, del Código Fiscal para fijar la exención de los impuestos que pagan las cooperativas y también habilitó la reforma jubilatoria para los empleados del Banco Provincia que sube la edad jubilatoria a los 65 años. El peronismo: cero al as.

Vidal envió su paquete de leyes a la Legislatura bonaerense y el Poder Legislativo le dio el gusto con la luz verde para las 3 iniciativas.  Con polémica dentro del peronismo incluida, nuevamente Cambiemos y el peronismo fueron quienes se pararon en los polos opuestos a los debates.

La ausencia de los massistas Fernando Carballo y José Luís Pallares le posibilitó la entrada de la ley que más polémica trajo que fue la que modifica la jubilación de los empleados del Banco Provincia.

En efecto, Cambiemos obtuvo los dos tercios que necesitaba para comenzar a tratar la ley y allí se abrió el debate.

Previo a esa, la presidenta del bloque Unidad Ciudadana-FpV, María Teresa García, apuntó: “Hay leyes que se votan con la mano y leyes que se votan con el cuerpo, es importante saber quiénes están presentes y quiénes ausentes porque quienes están ausentes modifican la cantidad de presencias por los 2/3 y a nosotros nos preocupa que haya senadores que están pero después se retiren”.

Con el tiro por elevación para el Frente Renovador, fue el massista Pallares quien recogió el guante y ensayó una respuesta que motivó el cruce de miradas entre los peronistas por no saciar sus expectativas. Es que el legislador del FR adjudicó su ausencia a una especie de descuido propio y prisa ajena: “Se ha tenido poca paciencia, cuando me corrí para hablar con un senador me terminó de enterar que estaba empezando la sesión".

Fuera de eso,dentro del recinto Cambiemos se aferró al argumento de darle solución a un viejo problema para avanzar hacia la parobación de la ley. Sin fisura, fue el senador De Leo quien se cargó al hombro la oratoria: "Es una caja que tiene déficit crónico y no puede continuar de esta manera, a diciembre del 2016 había 10.400 trabajadores activos y 15.392 jubilados y pensionados, una relación numércia que no permite sustentabilidad en esta caja".

“Acá no estamos poniendo trabajadores contra contribuyentes, la responsabilidad fue de los gobiernos por mantener regímenes que no eran sustentables en el tiempo y fueron incrementando una caja que era deficitaria”, postuló.

“La gobernadora se ha propuesto gobernar y hablar con la verdad, estamos haciendo lo que hay que hacer no vamos a transferirle este problema ni a los bonaerenses, ni a los gobiernos ni a las generaciones futuras, más allá de que estemos en momentos convulsionados y se mezclen los temas quiero dejar en claro que estamos haciendo lo que hay que hacer, el futuro gobernador no va a decir hemos heredado un problema porque nosotros lo vamos a resolver”, concluyó.

Por el lado del peronismo, el presidente del bloque PJ-Unidad y Renovación, Darío Díaz Pérez justificó el rechazo a la iniciativa por parte de su bloque debido a que era necesario que se debata más.

En tanto, en un último manotazo de ahogado para rechazar la medida, Juan Manuel Pignocco, apeló a la forma en que se estaba tratando la ley: “Trabajadores y ciudadanos comunes ayer se expresaron y sufrieron la represión y hoy ese panorama se ve potenciado con este tratamiento legislativo nefasto, nadie se asusta de los acuerdos políticos ni los pactos mientras sean en beneficio de los trabajadores o de una mejor construcción democrática pero lo de anoche fue en todo el país, fue masivo, salió el pueblo, salió la ciudadanía, adviertanló, ninguna ley a favor del pueblo se vota con policías custodiándonos”, refirió.

Pero le guste o no al peronismo, el intento por convencer a Cambiemos de desistir en aprobar esta iniciativa fue nulo y ergó se aprobó la modificación del régimen previsional del BaPro. Con esta medida, se sube gradualmente la edad jubilatoria de los empleados del BAPRO a los 65, según el siguiente esquema: 61 años en 2020 y 2021; 62 en 2022 y 2023; 63 en 2024 y 2025; 64 en 2026 y 2027 y, finalmente, 65 años antes del 2028.

Entre los cambios introducidos, el haber jubilatorio pasará del 82 al 70 por ciento; el beneficiario recibirá el promedio salarial de los últimos 10 años; y su texto final, garantiza plenamente los haberes de los actuales y futuros jubilados del BAPRO.

Se modificó, asimismo, el Código Fiscal en el capítulo que alcanza a las cooperativas. La ley 10.397 y las modificatorias 13.406 y 13.713, son los puntos tocados por la iniciativa aprobada que, según reza en sus fundamentos, pretende una mayor equidad y reforzar la finalidad de esos asociados. A ese fin, el texto cambia el carácter de no alcanzadas que el Código Fiscal otorga a las actividades de las cooperativas con sus asociados, por el de exentas.

Con respecto a las otras dos iniciativas que el Ejecutivo provincial logró abrochar en la cámara Alta, se eliminaron las llamadas “jubilaciones de privilegio” para gobernadores, vicegobernadores y legisladores y se obtuvo luz verde a la modificación de la Ley 10.397, del Código Fiscal para fijar la exención de los impuestos que pagan las cooperativas. Ambas, a diferencia de la anterior, apenas si tuvieron algún ida y vuelta.

Fuente: La tecla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *