Transportistas cortan el cruce de la ruta nacional 205 y la provincial 51

Los transportistas dicen que no alcanzan a pagar los costos con las tarifas que pagan las empresas del campo

El corte es parcial al momento

Desde pasadas las 16 horas del pasado martes 19 de enero, transportistas autoconvocados cortan parcialmente el tránsito en la rotonda de 205 y 51. Han encendido cubiertas y una densa humareda puede observarse a kilómetros de distancia. De acuerdo a lo manifestado permanecerán en el lugar y profundizarán la protesta este miércoles.

En tanto, la autopista Buenos Aires-Rosario y otros puntos del país por tercer día consecutivo están cortados parcialmente aún. Hay largas filas a la altura de San Nicolás por cortes intermitentes de 20 minutos. Los organizadores reclaman que cerealeras mejoren la tarifa que pagan

Por tercer día consecutivo, una organización de propietarios de camiones sostiene cortes intermitentes en distintas rutas del país para reclamar la fijación de tarifas para los servicios de transporte de carga que supongan una mejora en los ingresos del sector.

La protesta está encabezada por Transportistas Unidos de la Argentina (TUDA), una organización autoconvocada que asegura tener unos 2.000 miembros y que desde el 16 de enero lleva adelante un paro con cortes en, según afirman, cerca de 40 puntos en todo el país.

En particular, un corte a la altura de San Nicolás en la autopista Buenos Aires-Rosario genera esta mañana demoras y largas filas. El corte, que a diferencia de días previos detiene por igual a autos y camiones, se sostiene durante períodos de 20 minutos y luego es liberado.

La protesta ahora también se extendió a Bahía Blanca y Saladillo con lo cual la totalidad de los puertos se encuentran inactivos. "Nadie sabe cuánto tiempo puede durar, pero algunos proyectan un conflicto extenso", señalaron.

TUDA presentó un documento con 15 puntos de reclamos, entre los que se cuentan pedidos de mejoras de infraestructura vial y otras exigencias. Pero el foco del conflicto está en el transporte de granos y animales.

Los transportistas dicen que no alcanzan a pagar los costos con las tarifas que pagan las empresas del campo, en momentos de caída de la actividad económica que reduce la competencia de otras actividades económicas, y sostienen que los dueños de camiones aceptan sólo porque tener al vehículo parado les resulta aún más costoso.

"Lo que es cereales y oleaginosas tienen una tabla referencial, como también el transporte en jaula, los vaqueros. Esa tabla se presenta al Ministerio de Transporte y se aprueba", explicó Santiago Carlucci, líder y vocero de TUDA.

A nivel nacional pagan $50 por kilómetro por el transporte de cereales, cuando deberías tener un piso mínimo de $100 el kilómetro como para que la actividad sea rentable (Carlucci)

"Pero el problema es que el último aumento que se dio a esa tabla en el caso del cereal fue el 19,5% en diciembre, y ahora arrancamos el año con 30% de aumento de seguro, 45% la patente, 45% la inspección técnica, 40% el carnet interjurisdiccional de carga, 55% el peaje en la provincia de Buenos Aires. La verdad es que es una tomada de pelo, porque encima de la tabla de referencial te pagan hasta 30% menos en cosecha y hasta en algunos puntos del país hasta el 50% menos de la tarifa. Hay que sumar combustible y cubiertas", agregó.

"Vienen con una tabla muy retrasada respecto de los gastos existentes. A nivel nacional pagan $ 50 por kilómetro, cuando deberías tener un piso mínimo de $ 100 el kilómetro como para que la actividad sea rentable", abundó.

Hay cortes en Quequén, en la cercanía al túnel subfluvial por Ruta Nacional 168 y en la Ruta Nacional 12, cruce con la Ruta Provincial 18. También hoy se han agregado Baradero, Saladillo, 25 de Mayo, Alem, Lobería y tres puntos en la provincia de Tucumán. Los camioneros en conflicto apuntan a cortar hoy más tarde, además, la autovía Rosario-Victoria del lado de Entre Ríos.

Impacto y repercusiones

Ayer en declaraciones a Télam, el capataz de estibadores del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), José María Ramón, dijo que "el impacto del paro de los transportistas hoy no se nota porque las terminales portuarias tienen acopio de cereal, pero dan turnos de entrada a los barcos y como el cereal está parado en los camiones que están atascados en la ruta, dentro de 48 horas se van a quedar sin stock de cereal para cargar los barcos a los que ya les dieron turno".

Por otro lado, la protesta de los propietarios de camiones, que según sus impulsores seguirá por tiempo indeterminado, cosechó un apoyo a medias de parte de los productores agropecuarios autoconvocados organizados alrededor de Campo+Ciudad.

En el caso del transporte, alrededor del 40% del costo logístico está representado por los impuestos (Campo+Ciudad)

A través de un comunicado, la organización se solidarizó con los reclamos pero disintió con el pedido de la fijación de tarifas más altas. En cambio, llamó a pedir una rebaja de impuestos.

"Desde Campo+Ciudad expresamos nuestra solidaridad con su situación. Los transportistas sufren la misma realidad que muchos otros argentinos que quieren vivir del fruto de su trabajo: los costos son cada vez más altos, y la rentabilidad, mínima o nula", dijo el comunicado.

"Sin embargo, no compartimos la opinión de algunos de ellos, que afirman que la solución al problema es pedir al gobierno regulación y aumento de las tarifas. El Estado es el principal responsable de la baja rentabilidad que sufrimos todos los trabajadores. En el caso del transporte, alrededor del 40% del costo logístico está representado por los impuestos", agregó el texto de productores agropecuarios.

"Lo que debemos exigir, todos juntos, es que nos saquen la bota de la cabeza y nos permitan trabajar en paz", concluyeron.

Por último, y en todo lo relacionado a los costos, desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) advirtieron que el último aumento del precio de los combustibles, demandará un gasto extra al sector agropecuario de 6.220 millones de pesos, es decir $ 3,107 por cada litro cargado en el tanque que se le sacarán al sector productivo. Además, la presencia de los impuestos en el precio final de los combustibles llega al 47%. Y con el último incremento en sus valores, el campo aportará anualmente 2.923 millones de pesos en concepto de impuestos.

Fuente: La Síntesis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *