TRIPLE FUGA: DENUNCIAN AL DOCTOR ALBARRACIN, DOCTORA PIERMARINI, INSPECTOR GENERAL CARDO, INSPECTOR GENERAL ROTGER Y AL INSPECTOR MAYOR BOLO POR DESOBEDIENCIA A ORDEN JUDICIAL, ABUSO DE AUTORIDAD, VIOLACION DE LOS DEBERES DE FUNCIONARIO PUBLICO Y FAVORECIMIENTO DE EVASION

En la UFI 20 este martes 22 de marzo

El Doctor Héctor Eduardo Flores, denunció este mediodía en la UFI 20 de General Alvear al Doctor César Miguel Albarracín, ex subsecretario de política criminal dependiente del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, a la Doctora María Florencia Piermarini, ex jefa del servicio penitenciario Bonaerense, al Inspector General Claudio Cardo, ex Director general de coordinación,  al Inspector General Marcelo Martín Rotger, ex Director general de seguridad y al Inspector Mayor Jorge Bolo, ex jefe del complejo zona centro, ya que "Se hallaría acreditada la plataforma fáctica para que investiguen las conductas de los citados Funcionarios Públicos, en orden de los delitos de "Desobediencia a una Orden judicial, Abuso de Autoridad, Violación de los Deberes de Funcionario Público y Favorecimiento de Evasión".

Tras la presentación de la Denuncia en la Fiscalía local a cargo del Doctor Cristian Citterio, el Doctor Flores, quien defiende al Ex Director de la Unidad 30  Prefesto Mayor Manuel Guevara, a la Alcaide Delia  Raquel Godoy y al Cabo 1ro Ezequiel Martín  Dos Santos, el Testigo de Jehová que fue tomado de reheén, habló con los medios:

"Está acreditado que Albarracín vino a la Unidad 30 y se llevó la Cámara de Sanidad y DVR que estaba custodiando a los Internos como también el accionar del personal de su custodia en la Unidad Sanitaria, donde estaban alojados los Hermanos Lanatta y Schillacci, lo hizo junto a la Señora Cosso y  sin explicaciones. Las volvió a traer en diciembre", aseguró.

"Piermarini fue quien ordenó que los Hermanos Lanatta y Schillacci fueran alojados en Sanidad, cuando ellos mismos habían pedido ser alojados en una celda a 1000 metros de los Muros, ella los trajo, desconociendo la orden de la Jueza, a Sanidad".

 "En las pruebas colectadas del propio sumario administrativo que a partir del 5 de agosto del año 2015 el - Monopolio del poder- respecto a las facultades de manejo y decisión de los internos Hermanos Lanatta y Schillacci, no pasaba por la Jefatura de la Unidad 30 de general Alvear, ya que sus autoridades habían sido desplazados de "Ipso facto" por los Funcionarios políticos y penitenciarios mencionados".

El Doctor Flores aseguró en el contacto con la Prensa que estos hechos están acreditados en el sumario administrativo.

"Mis tres defendidos son penalmente y administrativamente inocentes de la Triple Fuga, ellos son víctimas y hoy están en Disponibilidad, cobrando la mitad de sus sueldos y con un pie en la calle, le pido a la Gobernadora Vidal que el hilo no se corte por la más fino y escuche esta denuncia", señaló

"Piermairini y Albarracín, sino hubiese sido por un organismo de los Derechos Humanos, hoy estarían en altos cargos dentro de la Justicia", dijo en otro tramo de la rueda de prensa el Doctor Flores.

SOLÍCITA SE INVESTIGUE. ACOMPAÑA DOCUMENTACIÓN.

Sr. Agente Fiscal

Dr. Cristian Roberto CITTERIO

Titular de la UFIJ N°20 Departamental

Sede en General Alvear Pcia. de Bs. As.

Dr. Héctor Eduardo Flores, abogado, inscripto en la matricula del C.A.L.P. al T° Lll, F° 200, por derecho propio, letrado patrocinante del Ex Director de la Unidad N°30 (Gral. Alvear) Prefecto Mayor Manuel Hernán Daniel GUEBARA, del Alcaide Delia Raquel GODOY y del Cabo 1° Ezequiel Martín DOS SANTOS en el Sumario Administrativo (Expíe. N°21.200-090.964/2015) que se instruye por ante el Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, por la fuga propiciada en la citada Unidad por los hermanos Cristian y Martín LANATTA y Víctor SCHILLACI el 27/12/2015, constituyendo domicilio procesal en calle Ameghino N°921 de la localidad de General Alvear Provincia de Buenos Aires, me presento en el marco de la IPP N°PP-01-04-001189-15/00, y conforme a derecho respetuosamente digo:

  1. I) OBJETO:

Vengo en la calidad invocada y en cumplimiento del mandato legal impuesto en el artículo 285 y concordantes del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires, a poner a vuestro conocimiento de hechos que entendemos relevantes para la presente Investigación Penal Preparatoria N°PP-01-04-001189-15/00, y que no son otros que los que razonable y lógicamente se derivan de un minucioso y detallado análisis de la prueba directa obrante en las Actuaciones Sumariales Administrativa, lo que coadyuvaría a que se determine en el marco de la IPP se investiguen las conductas de los siguientes ex funcionarios públicos; Dr. César Miguel ALBARRACIN (ex Subsecretario de Política Criminal dependiente del Ministerio de Justicia de la Pcia. de Bs. As.); Dra. María Florencia PIERMARINI (ex Jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense); Inspector General Claudio CARDO (ex Director General de Coordinación); Inspector General Marcelo Martín ROTGER (ex Director General de Seguridad) e Inspector Mayor Jorge BOLO (ex Jefe del Complejo Zona Centro), y consecuentemente se determine su grado de participación, materialidad ilícita y autoría en orden a la calificación legal de los arts. 239, 248 y 281 del C.P.

  1. II) ANTECEDENTES PRELIMINARES:

De manera liminar, señalo al Señor Agente Fiscal que a la luz de las piezas extraídas del sumario administrativo que se adunan, se hallaría acreditada la plataforma fáctica para que se investiguen las conductas de los citados funcionarios públicos, en orden de los delitos de Desobediencia a una orden judicial, Abuso de Autoridad, Violación de los Deberes de Funcionario Público, y Favorecimiento de Evasión, tipificados en los artículos 239, 248 y 281 del Código Penal, y/o por el tipo penal que surja de la investigación que se peticiona, todo ello conforme al elevado criterio de esa Fiscalía Penal de Instrucción.

A lo largo de esta denuncia se expondrán los elementos probatorios que dejan en evidencia que lo funcionarios públicos mencionados ut supra, extralimitándose en las actividades propias de sus cargos, -en forma abusiva-, crearon las condiciones necesarias para que se "libere la zona", y así dejar un escenario no solo conocido y aceptado por estos, sino propicio para que los hermanos Lanatta y Schillaci se evadieran el día 27 de Diciembre de 2015 de la Unidad N°30 de General Alvear, considerada como de -Máxima Seguridad-

Sentado ello, se advertirá en las pruebas colectadas del propio sumario administrativo que a partir del día 05-08-2015 el -monopolio del poder- respecto a las facultades de manejo y decisión de los internos (hermanos Lanatta y Schillaci), NO pasaba por la Jefatura de la Unidad N°30 Genera! Alvear, ya que sus autoridades habían sido desplazados de "ipso facto" por los funcionarios políticos y penitenciarios mencionados.

De este modo, como se verá en detalle en el desarrollo de esta denuncia, tanto la decisión de alojar a los tres internos (hermanos Lanatta y Schichllaci) de manera conjunta en la Unidad Sanitaria el día 05-08-2015 -contrariando- sus propias voluntades, y la orden de la Magistrada Dra. Marcela Otermin, titular del Juzgado de Ejecución Penal N°1 del Departamento Judicial de Mercedes; como el retiro el día 15-10-2015 de la cámara de seguridad y DVR que se hallaba monitoreando tanto a los internos, como al accionar del personal de su custodia en la Unidad Sanitaria; y la disminución de su custodia, fue ajeno a decisiones propias de las autoridades de conducción de la Unidad N°30 General Alvear.

En consecuencia, corresponde afirmar que lo denunciado es de una gravedad institucional inusitada, toda vez que sin dudas las conductas descriptas resultan sospechosas y denotan un alto grado de interés personal por parte de los funcionarios mencionados, especialmente la conducta desplegada por el ex Subsecretario de Política Criminal Dr. César ALBARRACIN, como la ex Jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense Dra. Maria Florencia Piermarini, toda vez que no se le puede escapar por el cargo que ocupaban, como así a los agentes que lo secundaban llámese ex Director General de Coordinación Inspector General CARDO, Claudio, como el ex Director General de Seguridad Inspector General ROTGER Marcelo, o el propio ex Jefe del Complejo Inspector Mayor Jorge BOLO, que los internos hermanos Lanatta y Schillaci, en el año 2013 habían intentado fugarse de la Unidad 2 (Sierra Chica), pero soslayando ello, la Jefa del Servicio ordenó el traslado dentro de la Unidad, desde el Pabellón N° 2 -Sector 1- a la Unidad Sanitaria, distante aproximadamente a mil metros del sector de la oficina de guardia, es decir, que con el cambio de lugar, no solamente lo dejó a escasos cien metros de la citada oficina de guardia (última puerta para salir del sector penal), sino que además, con esta decisión, lo sacó de los controles propios que existen en el lugar donde estaban alojados por ser una dependencia de máxima seguridad (v. detalle en el plano del penal que se adjunta).

Cabe destacar, que las circunstancias y referencias mencionadas deben ser analizadas y razonadas por un lado, a la luz de la entrevista donde participara el interno Martín Lanatta en el programa televisivo PPT puesto en el aire por canal 13 el día 2 de agosto de 2015, pues allí el citado interno vincula al ex Jefe de Gabinete de la Nación Dr. Aníbal Fernández con ¡lícitos que fueron de público conocimiento, y por otro, dentro del contexto -político- que se diera en la Provincia de Buenos Aires como consecuencia de las Elecciones Primarias Abiertas y Obligatorias (PASO) del FRENTE POR LA VICTORIA (09-08-2015).

En suma, lo expuesto son el resultado de una serie de indicios y rigurosas deducciones lógicas que, por ser graves, inequívocos, precisos y concordantes con el plexo probatorio extraído de las Actuaciones Sumariales Administrativas contribuyen a solidificar la denuncia que se presenta, señalando además al Sr. Agente Fiscal, que sin perjuicio de lo aquí denunciado, en oportunidad de ejercer la defensa del ex Director de la Unidad Penitenciaria N°30 Gral. Alvear Prefecto Mayor Guebara Manuel Hernán Daniel en el marco del Sumario Administrativo, se solicitó al órgano instructor dependiente del Ministerio de Justicia Provincial, se de intervención a ese Ministerio Público Fiscal haciendo referencia a estos hechos y calificación legal.

III.-) HECHOS/FUNDAMENTOS Y PLEXO PROBATORIO:

1.) Las órdenes superiores que crearon las condiciones necesarias para liberar los obstáculos de seguridad que presenta ia Unidad 30 de máxima seguridad:

Como punto de partida, adviértase que en cuanto a la responsabilidad del ex Subsecretario de Política Criminal Dr. César ALBARRACIN; de la ex Jefa del Servicio Penitenciario Dra. María Florencia PIERMARINI; del ex Director General de Coordinación Inspector General Claudio, CARDO; del ex Director General de Seguridad Inspector General Marcelo Martín ROTGER y la del Jefe del Complejo Zona Centro Inspector Mayor Jorge Mario BOLO, ha quedado en evidencia que por el cargo y funciones que desempeñaban en la cadena de mando ya sea política o institucional que -no podían desconocer- que los internos Martín y Cristian Lanatta, y Víctor Schillaci, habían ingresado a la Unidad 30 de -Máxima Seguridad- de General Alvear el día 23 de Diciembre de 2013, después de un fallido intento de fuga de la Unidad N°2 (Sierra Chica) en el mismo mes de Diciembre, razón por lo cual, con este antecedente no pudieron disponer alojarlos -juntos- en la UNIDAD SANITARIA, y a escasos metros del acceso hacia el exterior de la unidad cuyas características es de máxima seguridad, (v. declaración testimonial del Jefe de la Guardia de Seguridad Exterior Subprefecto AINECEDER Fernando a fs. 297 del Srio, Adm.).

Máxime que ese intento de fuga protagonizado por estos internos tuvo una gran repercusión pública, conforme lo reflejaron distintos medios periodísticos de la época, por ejemplo en el diario Clarín se dijo: "Los hermanos Christian y Martín Lanatta y de Marcelo Schillaci, los tres condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez hace un año, intentaron fugarse del penal de Sierra Chica. La frustrada evasión se registró el viernes, cuando agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) descubrieron que los Lanatta y Schillaci ya habían limado y desmontado una de las rejas del pabellón. Además, habían tapado el trabajo con cal para que los penitenciarios no se dieran cuenta y en la celda se les secuestraron tres teléfonos celulares" (fuente: www.clarin.com/Policiales/23/12/13) (lo resaltado es propio).

En esa línea, cabe destacar que a contrario de la decisión de las máximas autoridades penitenciarias y políticas, al ingreso a la Unidad 30 General Alvear sus propias autoridades los alojaron en un sector donde estaban controlados y –lejos del acceso al exterior-, ello surge de la declaración del Jefe de Vigilancia y Tratamiento Subprefecto Patricio ECHEVERRÍA a fs. 24! del Sumario Administrativo, a saber:

"...Que desde Diciembre de 2013 que ingresaron los Lanatta le manifestaron que querían alojarse con Schillaci. [...] Que Schillaci estaba en el pabellón 10 sector 3, bajo un régimen de autogestión. Que un audiencia, éste le negó la posibilidad de juntarlos a los Lanatta con Schillaci. Que también le solicitaron ser alojados en el sector 2 - pabellón 10, de autodisciplina, y también se los negó. Que entonces los alojó en el sector 1 pabellón 2, bajo un régimen cerrado de trabajadores con conducta, donde quedaron hasta la denuncia periodística...".

Por último, como se demostrará a continuación, si bien la magistrada Dra. Marcela Otermin, ordena se los cambie de lugar de alojamiento, pero siempre dentro del radio del sector donde estaban los pabellones con un mayor rigor de control, es decir, se los tenía que pasar desde el pabellón n°2 sector 1, al pabellón n°10 sector 1, NO a la Unidad Sanitaria como sucedió, (ver plano de la unidad).

La Jueza de Ejecución Penal Dra. Marcela Alejandra OTERMIN, ordena a la Jefa del Servicio Penitenciario Dra. María Florencia PIERMARINI que por -voluntad- de los internos Martín y Cristian LANATTA- deberá alojarlos en el PABELLÓN N°10 SECTOR 1 de la UP 30.

Que ello surge, por un lado, luego de la puesta en el aire de la entrevista que el programa PPT le hiciera al interno Martín Lanatta, dado a la gran repercusión pública que había tomado la misma, toda vez que dicho interno había vinculado al ex Jefe de Gabinete de la Nación Dr. Aníbal Fernández con ilícitos, y por otro, toda vez que dicho programa había salido al aire el día 2-8-2015, es decir a una semana de celebrarse el acto eleccionario de las PASO (9-8-2015) ya que estaba en disputa la interna del partico político del FPV donde uno de los candidatos era el referido Fernández, conforme surge de distintos medios periodísticos, por ejemplo en el diario la nación que para mejor ilustración de ese Ministerio Público Fiscal extraigo la parte que nos interesa: "Cuando faltan cinco días para las elecciones primarías, el flagelo del narcotráfico descerrajó ayer el enfrentamiento más virulento en el seno del kirchnerismo bonaerense. Aníbal Fernández y Julián Domínguez, ambos precandidatos oficialistas a la gobernación de Buenos Aires, se trenzaron en una nueva pelea luego de que un informe periodístico revelara los presuntos nexos del jefe de Gabinete con el tráfico de droga y el triple crimen de General Rodríguez, ocurrido en 2008. El informe de Periodismo para todos (PPT) impactó como un misil en la línea de flotación de la campaña del jefe de Gabinete y las esquirlas se expandieron por todo el kirchnerismo bonaerense; la preocupación ayer en el pináculo de la dirigencia oficialista era palpable, sobre todo por el ocasional daño que pudiera provocar en la candidatura presidencial de Daniel Scioli (fuente http://www.lanacion.com.ar "Martes 4 de agosto 2915").

Que ante esta repercusión pública de los citados hechos la Dra. Marcela Alejandra OTERMIN, titular del Juzgado de Ejecución N°1 del Departamento Judicial de Mercedes, solicita la comparencia a su juzgado el día 05/08/2015 del interno Martín Lanatta, y en el marco del "Incidente de Ejecución Penal N°11085, seguido a Lanatta Martín Eduardo ", se desprende: "...que en la unidad carcelaria nro. 30 tanto el Jefe como el Director del Establecimiento le ofrecieron alojarlo en el pabellón nro. 10 sector 1, siendo este un pabellón de fuerza de seguridad y que tiene un S.U.M. de visita a parte, pabellón en donde se encuentra alojado su hermano Cristian y más adelante eventualmente solicitará en su caso un traslado a alguna unidad carcelaria de la localidad de La Plata para poder estudiar la carrera de Derecho..." (Ver incidente agregado al Srio. Adm. a fojas 571 vía. y 573 fíe). (Lo resaltado es pro 1.3.) La ex Jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense Dra. Florencia PIERMARINI "forzó" el alojamiento en el ÁREA SANIDAD de los internos Cristian y Martín LANATTA y Víctor SCHILLACi, soslayando tanto la voluntad de los internos como lo ordenado por la magistrada Dra. Marcela Alejandra OTERMIN.

En efecto, conforme lo expuesto en el punto precedente, la magistrada con fecha 05-08-2015, accede a lo requerido por el citado interno, y en ese sentido resuelve: "...hacer saber a la Sra. Jefa del Servicio Penitenciario que se deberá alojar tanto al penado Lanatta Martín y a su hermano Lanatta Cristian en el pabellón 10 sector 1 de la unidad carcelaria nro. 30 de General Alvear, extremando las medidas de seguridad del caso, con guardia armada permanente las 24 horas del día y monitoreo continuo con cámara de seguridad..." (Ver incidente agregado al Srio. Adm. a fojas 571 vta. y 573 fte.).

De allí surge sin hesitación, que la orden de alojamiento en el Pabellón N°10 sector 1, fue impartida por la magistrada a cargo del Juzgado de Ejecución N°1 directamente a la Dra. María Florencia Piermarini quien en aquella fecha ostentaba el cargo máximo de la Institución Penitenciaria Bonaerense, ordenándole -solamente- se alojen en el mencionado pabellón a los internos hermanos LANATTA.

Obsérvese que el día 5 de agosto 2015 una vez que regresa el interno Martín Lanatta de comparendo luego de haberse entrevistado con la magistrada Otermin, según relata el ex Director de la Unidad N°30 Prefecto Mayor GUEBARA MANUEL en su testimonio dado en el Sumario Administrativo la ex Jefa del Servicio Penitenciara Bonaerense ya tenía la idea de alojar a los tres interno hermanos Lanatta y Schillaci en la UNIDAD SANITARIA, y en esa línea argumental relata el citado ex Director: "...que se encontraban presente en la Unidad el Director General de Seguridad Inspector General Marcelo ROTGER, el Jefe del Complejo Jorge Bolo y Director a cargo Prefecto Elicheribety, y que en esos momentos el agente Rotger recibió un llamado telefónico por parte de la Dra. Piermarini donde le ordenó que los tres internos queden alojados en Sanidad. Que los presentes pudieron escuchar la orden porque el teléfono estaba en altavoz. Que ello se lo comenta posteriormente Elicheriberty quién cumpliendo la orden, determinó que los internos vayan al área sanitaria. Que el agente Rotger le explicó a la Dra. Piermarini que los internos no querían ir a sanidad y ahí es donde la Jefa del SPB dijo "chamúyalos como haces con las minitas en la Jefatura" [—] Que ante ello, al no poder convencerlos Rotger, fue el director a cargo Elichriberty a hablar con los internos, quienes finalmente aceptaron. [...] Que los internos se negaban porque ya tenían su habitualidad en el pabellón, se habían integrado a la vida carcelaria, recibían las visitas normalmente y estar alojados en sanidad era estar más reducidos. Que finalmente aceptaron firmando un acta de conformidad..." (ver declaración a fe. 195/196 Srio. Adm.).

Conteste con ello, y dado que los internos no querían ser alojados en la Unidad Sanitaria pero la Dra Piermarini insistía con ello, lo convencieron diciéndoles que no había cupo en el citado pabellón y que iban hacer alojados momentáneamente hasta que haya cupo. En prueba de ello, y para dejar constancia se labraron ACTAS DE ENTREVISTAS cuya parte que nos interesa dice: "MANIFIESTA: Que desea ser alojado en el Pabellón Número Diez de éste Sector, destinado a alojar internos ex fuerzas, dado que no peligra su vida en dicho pabellón. Informando al interno en cuestión que el cupo del mencionado pabellón se encuentra colmado, el mismo MANIFIESTA: "que desea ser alojado en la Unidad Sanitaria de éste establecimiento, hasta tanto se genere cupo en el Pabellón Número Diez", (ver. fs 284/285 Srio. Adm.).

Logrado el objetivo, de haber alojado a los internos en la UNIDAD SANITARIA al día siguiente (06/08/2015) ¡a propia Jefa del Servicio Penitenciario Dra. María Florencia PIERMARINI, realiza un llamado telefónico a la Jueza de Ejecución Penal Dra. OTERMIN María, a fin de informarle lo siguiente: "...que no se pudo dar cabal cumplimiento con io ordenado por la magistratura el día 05/08/2015, en cuanto al alojamiento de los hermanos LANATTA en el pabellón 10 que había dispuesto porque estaba colmado y que iba a ser alojado transitoriamente en la sección sanidad".

Quedando ello acreditado en el Incidente de Ejecución de Pena N°11085 seguido a LANATTA Cristian de trámite por ante el Juzgado de Ejecución N°1 del Dpto. Judicial de Mercede, toda vez que la magistrada lo dejo asentado en un acta (v. incidente de ejecución penal, foja 574 agregado al Srio. Adm.), el cual se reproduce literalmente respecto a la parte que nos interesa: "...CERTIFICO: Que en el día de la fecha recibí un llamado telefónico de la Dra. María Florencia Piermarini, Jefe del servicio Penitenciaro Bonaerense a fin de hacerme saber que no se pudo dar cabal cumplimiento con lo ordenado por esta Magistratura en el día de ayer en cuanto al alojamiento del penado Lanatta Martin y su hermano Lanatta Cristian en el pabellón nro. 10 sector 1 (pabellón de fuerza) de la unidad carcelaria nro. 30, debido que dicho pabellón se encontraba colmado en su capacidad. Que los penados fueron alojados transitoriamente en la sección sanidad de la unidad con todas las medidas de seguridad del caso habiendo ambos internos prestado conformidad para ello. Por ultimo me informo, que las autoridades de la unidad nro. 30 se encuentran realizando todas las medidas urgentes tendientes a conseguir la pronta liberación de cupos para el alojamiento de los detenidos en el pabellón solicitado y que a la brevedad serán alojados en dicho sector...".(lo resaltado y subrayado es propio).

Ahora bien, como bien señala el Ex Director Guebara en su declaración a fs. 196 fte. del Sumario Administrativo, "...Que alojar a dichos internos en sanidad genero un problema grave dado que se perdió lugar de alojamiento para internación, es decir las celdas individuales por lo que si había un interno con tuberculosis u otra patología había que derivarlo a otra unidad. Que es tan así que le comentaron que para hacer lugar a estos internos hubo que trasladar a un interno con tuberculosis a Sierra Chica...".

Que a lo expuesto, hay que sumarle lo declarado a fs. 342 del Sumario Administrativo, por parte del Subdirector del Área de Seguridad Prefecto Pablo BEOLCHI, cuya parte que nos interesa reza: "...Que el cambio de alojamiento se decidió después de la nota periodística de Martín Lanatta, cuando este su hermano tuvieron una medida de resguardo dispuesta por la Dra. Otermin, del Juzgado de Ejecución N°1. Que recuerda que en esos momentos Guebara estaba de licencia, y Eliheheríbety a cargo de la Unidad. Que para decidir el alojamiento se hicieron presente el Jefe del Complejo Bolo, el Director General de Seguridad Rotger y decidieron que el lugar de alojamiento fuera Sanidad. Que el dicente estaba presente cuando entraron a ese sector, y hablaron con el médico, porque había cuatro internos tuberculosis, y no se los podía ingresar con estos internos. Que por eso el médico les dijo que no se podía, a lo cual los Jefes le dijeron que no había problema, que iban hablar con Salud Penitenciaria para que lo trasladaran. Que el mismo día o al día siguiente los trasladaron a la Unidad 2. Que en principio los internos querían ser alojados en el pabellón 10 del sector 1 -ex fuerza. [...] Que a con sideración del dicente la mejor opción no era Sanidad, si el resguardo debía ser momentáneo, sino en el PSAC...".

Sobre la base de las evidencias detalladas, marca el primer indicio concreto y corroborado que da cuenta de la existencia de una decisión personal de parte de uno de los más altos funcionarios denunciados, como lo es la Dra. María Florencia Piermarini, quien en su rol de Jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense mantuvo a los hermanos Lanatta y Schilllaci alojados en la UNIDAD SANITARIA hasta el día de la fuga (27-12-2015) sin crear los cupos necesarios en el Pabellón N°10 sector 1 como se lo había prometido tanto a los internos, como a la magistrada Dra. Marcela OTERMIN vía telefónica.

Desprendiéndose de ello además, que no solamente lo hizo en un lugar distinto al ordenado por la magistrada como lo fue la -UNIDAD SANITARIA-, sino que además, fue mucho más allá, y dispuso también se aloje al interno SCHILLACI Víctor, cuando lo ordenado era que se alojen -solamente- a los hermanos Lanatta.

Sin dudas, la conducta descripta resultan más que sospechosas y denotan un alto grado de interés por parte de tal funcionaría, de haber mantenido en el la UNIDAD SANITARIA a los internos que a la postre se fugaron.

Pues de lo contrario, hubiesen dispuesto conjuntamente con el Director General de Seguridad ROTGER el traslado a otros sectores de la misma unidad, o en su defecto, el traslado a otras dependencias, como sí lo hicieron con los internos que estaban alojados en la Unidad Sanitaria para conseguir lugar para alojar allí a los hermanos Lanatta y Schillaci, el día 05-08-2016, con el detalle, -no menor- que ROTGER ordenó el traslado de la Unidad Sanitaria a internos que padecían "tuberculosis", máxime que tenían las facultades de mando que les daba el cargo que ostentaban.

Por último, no se puede dejar de señalar y aumentan el grado de "sospechas del interés personal de parte de los citados funcionarios", especialmente las conductas desplegadas por estos en la voluntad dejar a los internos en la UNIDAD SANITARIA", toda vez, reitero, que no se les pudo pasar por alto, dado el cargo que ocupaban que los internos hermanos Lanatta y Schillaci, en el año 2013 habían intentado fugarse de la Unidad 2 (Sierra Chica), pero soslayando ello, la Dra. María F. Piermarini ordenó el traslado dentro de la Unidad, desde el Pabellón N° 2 -Sector 1- a la Unidad Sanitaria, distante aproximadamente a mil metros del sector de la oficina de guardia, es decir, que con el cambio de lugar, no solamente lo dejó a escasos cien metros de la citada oficina de guardia (última puerta para salir del sector penal), sino que además, con esta decisión, los sacó de los controles propios que existen en el lugar donde estaban alojados por ser una dependencia de máxima seguridad (v. detalle en el plano del penal que se adjunta).

2.) Disminución del control en el sector UNIDAD SANITARIA, lugar de alojamiento de los internos LANATTA y SCHILLACI:

En primer lugar, antes de ingresar a demostrar la responsabilidad de aquellos que ordenaron se disminuya el grado de control y segundad en la UNIDAD SANITARIA, pasare a acreditar que a partir del 05-08-2016 el -monopolio del poder respecto al manejo de los internos hermanos Lanatta y Schillaci, pasaban directamente por el ex Subsecretario de política Criminal Dr. César ALBARRACIN, por la ex Jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense Dra. María Florencia PIERMARINI, y con conocimiento directo del Director General de Coordinación Inspector General Claudio CARDO y el Director General de Segundad Inspector General Marcelo ROTGER, excluyendo "per se" a la Dirección de la Unidad N°30 Gral. Alvear.

Ello es así, toda vez que si bien es cierto las autoridades especialmente el Director General de Coordinación Inspector General Claudio CARDO y el Director General de Seguridad Inspector General Marcelo ROTGER, habían enviado sendos memorandos a la Dirección de la Unidad N°3° de Gral. Alvear, a fin de que se tomen todas las medidas de seguridad al respecto, menos cierto es, que por "por abajo", es decir, fuera de lo formal se manejaban con órdenes verbales hacia los directivos de la Unidad N°30, y todo se hacía con autorización de la Jefa del Servicio Dra. María Florencia PIERMARINI y del Subsecretario de Justicia Dr. César ALBARRACIN.

En ese sentido, el propio ex Director GUEBARA expresa en la declaración testimonial a fs. 198/199 del Sumario Administrativo: ...Que era habitual recibir llamado de la Jefa del Servicio Dra. Piermarini, en relación a estos internos porque desde Jefatura se daban directivas sobre las visitas de los internos y todo lo relacionado con ellos. Que también las directivas emanaban de los Directores Generales de Jefatura y el Jefe del complejo, -nada se podía hacer por mutuo propio- respecto de estos interno, tan es así que una vez vinieron dos abogados el Dr. Irimia y la Dra. Robles o Robledo a ver a los internos y no fue autorizado Jefatura.

Que los profesionales le manifestaron que querían entrevistarse con ellos para coordinar SÍ tomaban la causa O no y los internos estaban de acuerdo con dicha visita. Que según le dijeron sus superiores, Bolo, Cardo, la Dra. Piermarini, todo lo consultaban con e| Dr. Albarracín. [...] que no obstante ello los abogados Dr. Irimia y Dr. Maroto, intentaron ver a los tres internos y a pesa del oficio de la Dra. Otermin autorizándolo, recibió un llamado del Director Gral. De Coordinación del SPB Cardo, y le ordenó que no le dejo pasar, pero si solo vean al interno Schillacci porque los nombres de los letrados aparecían en el oficio que trajo del comparendo. Que ante esto el dicente le dice que la orden de la Jueza de Ejecución, aun cuando no nombraba a un letrado en particular autorizaba a los internos Lanatta. [...] Que en esas fechas también se apersono la Defensora Oficial a entrevistar a los internos y debió hacer lo mismo, oficiar al Juzgado de ejecución de Mercedes porque lo que le pedían desde jefatura es que si o si quien entrara contara con autorización judicial aun si fuera un defensor oficial y aun si tenía autorización judicial si no decía el nombre de manera expresa tampoco le permitían el ingreso. Que fue mucha presión sufrida porgue le decían que todo era político y la manejaba Albarracín..."

Ello es concordante con distintos testimonios que surge del respectivo sumario administrativo, véase por ejemplo, la propia declaración testimonial del Director General de Coordinación Claudio CARDO (2da. Autoridad en la cadena de mando) cuando dice expresamente: "...Que todo lo atinente al alojamiento y las condiciones de alojamiento, visitas, audiencias se le consultaba a la Jefa del Servicio, Dra. Piermarini y al Subsecretario de Política Criminal, Dr. Albarracín. Que ninguna decisión respecto de los tres internos fue tomada directamente por Guebara. Que dicho director solicito en varias oportunidades verbalmente se traslade a estos tres internos, dado que era un problema tenerlos en la Unidad, pero no había aval judicial [...] Que la visitas de los internos eran autorizadas desde Jefatura que los internos la pedían por audiencia y el Jefe de Complejo consultaba a la Jefatura del SPB, tanto por el ingreso de familiares como por el de abogados. Que la autorización la realizaba la Jefa del SPB...". (v. fs. 427 Srio. Adm.) (la letra negrita me pertenece).

Concordante con ello, surge lo expuesto en la declaración testimonial brindada por el propio Director General de Seguridad Inspector General Marcelo Martín ROTGER a fojas 323 del Sumario Administrativo cuando dice: "...Que la mayoría de las instrucciones eran verbales, salteando jerarquías...", (lo resaltado es propio).

En ese sentido, el Director de la cárcel GUEBARA en varias oportunidades le había solicitado al Director General de Coordinación CARDO y al Jefe del Complejo BOLO, el traslado de los citados internos a otras unidades, y la respuesta siempre fue "...que los presos se queden ahí..." (v. declaración de Guebara a fs. 201 Srio. Adm.). (lo resaltado y subrayado es propio).

Otra declaración conteste con ello, surge del testimonio del Jefe de Vigilancia y Tratamiento Subprefecto Juan ECHEVERERRIA a fs. 242 del Sumario Administrativo, cuando dice: "...Que cuando ya estaban en Sanidad los internos, en una de las conversaciones con el Director, el dicente le manifestó que no estaba tranquilo con ellos, y tampoco con las medidas ordenadas por los superiores que se tenían

que ejecutar, por ejemplo la denegatoria al ingreso de un abogado que los asistiera.

Que ese ingreso estaba autorizado por oficio por el Juez. [...] Que cuando le comunicaron esto a Martín Lanatta este se pudo violento, amenazo y quiso golpear al sub Director De Andreis. Que enfrente del dicente el Director Guebara mantuvo una conversación con algún Jefe de Jefatura del SPB, aunque no sabe con cual, diciéndole que iban a terminar mal con estos internos, v que los sacaran de allí. Que esta situación tampoco se informó por escrito para no generar dificultades con los superiores...".

2.1) El día 15 de Octubre de 2015 el Subsecretario de Política Criminal Dr. Cesar Albarracín se presentó a la Unidad 30 Gral. Alvear y ordeno al Director a retirar de la Unidad Sanitaria la Cámara de seguridad llevándosela él sin darle motivos:

Despejado lo anterior se señalara a continuación el abuso de autoridad e impunidad en que desarrollaba sus funciones de Subsecretario de Política Criminal el Dr. César Albarracín, quien se presentó a la Unidad y sin mediar alguna explicación al Director de la Unidad N°30 General Alvear, le ordenó que retirara la cámara de seguridad que ellos mismos habían puesto en resguardo de los internos Lanatta y Schillaci.

Ello se encuentra acreditado mediante el testimonio prestado en el Sumario Administrativo por parte del ex Director de la Unidad 30 Gral. Alvear Prefecto Mayor GUEBARA Manuel, a saber: "...Que con respecto a uno de los puntos requeridos, que los internos estén filmados, la unidad no contaba con el mismo, dado que hasta la actualidad no cuenta la unidad con una cámara de filmación que grabe, que por ello se comunicaron con el encargado de sistema de la unidad Pablo Cagioni que consiguió a través de un amigo una cámara. Que es así que se consiguió una cámara con un monitor y un dvr con una posibilidad de grabar 3 o 4 días con autonomía. [...]

Que hay filmaciones desde el 5 de agosto al día 15 de octubre de 2015, las cuales las tenía guardada el dicente en el penal. Que el 15 de octubre fue a la Unidad el Subsecretario de Política Criminal el Dr. Albarracín junto con su secretaria la Dra. Verónica Cosso. Que momentos previos el jefe del complejo Bolo le aviso al dicente que arribaría el Dr. Albarracín, lo cual le llamó la atención porque nunca había ido a la unidad de por sí, no lo conocía. Que en presencia del Jefe del Complejo y la Dra. Cosso, el Dr. Albarracín hablo de las directivas de que era algo político. Que restringiera las visitas y le pidió que saque la cámara que se la_iba_a llevar y las filmaciones. Que no le dio motivos de porque se la llevaría. Que como era tarde se comunicó con el agente Desideri para que venga a la Unidad y retire la

Cámara. Que así se la entregó al Dr. Albarracín y un dvd porque los dvd los había enviado antes cree a Bolo. Que fue algo inédito que fuera el Subsecretario a bajar lineamientos sobre internos a la unidad. Que es por ello que se interrumpieron las filmaciones [...] Que reitera el dvr se llevó antes de las elecciones y se devolvió con posterioridad a ellas. Que una vez devuelto el dvr no se colocó porque recibió previo a la devolución cree que a fines de octubre, una orden de la Jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense de Que no filmara más y le dijo en la conversación que "a veces filmar sirve y a veces no sirve".

Que es concordante con los dichos del ex Director Guebara surgen en primer lugar el registro en el libro de entradas del puesto de entradas a la Unidad N°30 Gral. Alvear, donde consta en el folio 33 que ei Dr. Albarracín se hizo presente juntamente con la Sra. Cosso Verónica el día 15 de octubre a las 19:j50_horas..y retirándose a las 22:45 horas, y en segundo término, los testimonios de los agentes Roberto CAGIONI y Sebastiano DESIDERÍ, a fs (216/223) declaraciones prestadas por ante la Fiscalía y agregadas al Sumario Administrativo, en el sentido que el primero de los nombrados coloco la cámara de su propiedad a pedido de colaboración no una orden dada por el director y la puso en Sanidad. Y el segundo de los nombrados, fue quién por orden del director retiro el DVR, la cámara esta pero no graba.

Adunado a ello, respalda la declaración del Director de Coordinación General, Inspector General (EG) Claudio CARDO, a fojas 428 del Srio. Adminstrativo que dice: "...e/ Dr. Albarracín a pedido del dícente se la entrego (la cámara) para que sea devuelta al empleado de la Unidad Penitenciario N°30 que la había aportado. Que la envió con personal de correo de dic ha Unidad".

2.2) Se retiró la custodia de los oficiales alcaides mayores por orden del Jefe del Complejo Inspector Mayor Jorge BOLO:

Que sumado al retiro de la Cámara Segundad, el Jefe del Complejo ordena al Director de la Unidad que retire lo Alcaide Mayores dejando una guardia mínima, con los Oficiales Adjutores.

En ese sentido, el haber retirado a los oficiales Alcaide Mayores de la custodia del sector de Sanidad, -no fue una decisión inconsulta y unilateral de la Jefatura de la Unidad 30-, ello se desprende del testimonio aportado por el ex Director de la Unidad Guebara, quien manifiesta: "...Que el jefe del Complejo Bolo le dijo que sacara al alcaide mayor, dado que no tenía sentido mantenerlos porque la razón por la que se los puso es que vieran a los internos todo el día por el resguardo, y dado que habían pasado las elecciones no tenía mucho sentido aunque mantuviera la vigilancia...".

IV.) CONCLUSIONES:

En primer lugar, queda acreditado "prima facie" que los mencionados internos hasta el día 05-08-2015, -no tenían planificado evadirse de la Unidad-, ello surge del plexo probatorio obrante en el desarrollo de los puntos 1.2) y 1.3) (incidente de ejecución penal) y (actas de entrevistas), y de elementales razonamientos de –sentido común-, que confrontados a la luz de las características de la unidad de máxima seguridad y el lugar donde querían ser alojados (pabellón N°10 ex fuerzas de seguridad), distante aproximadamente 1000 metros del acceso al exterior, llegamos a esa conclusión.

Aduna a tal razonamiento hipotético, toda vez que de haber tenido la intencionalidad de evadirse como ya lo habían intentado en la Unidad N°2 (Sierra Chica) dos años antes, a esa altura (05-08-2015), no hubiesen puesto la resistencia de querer alojarse en ia UNIDAD SANITARIA, toda vez que desde allí, estaban aproximadamente 100 metros de la salida de la parte extramuros, y de esa forma se evitaban recorrer aproximadamente 1000 metros de distancia, esquivando distintos controles de guardia con mayor cantidad de personal vigilando.

Acreditado entonces, por un lado, ias conductas descripías respecto al sospechado interés personal de la ex Jefa del Servicio Penitenciario Bonaerense Dra. María Florencia PIERMARINI y el beneplácito de los ex Directores Generales de Coordinación Inspector General Claudio CARDO, de Seguridad Inspector General Marcelo ROTGER y del propio ex Jefe del Complejo Inspector Mayor Jorge BOLO de alojar a los internos hermanos Lanatta y Schillaci en la UNIDAD SANITARIA el 05-08-2016, despertado a partir de la entrevista de del programa televisivo PPT, y mantenerlos allí hasta el día 27-12-2016, fecha esta, en que se evadieran de la Unidad 30, y por otro, demostrado que el -monopolio del poder- respecto al manejo de los internos hermanos Lanata y Schillaci no pasaba por la dirección de la Unidad N°30 Gral. Alvear, pues tanto el ex Director como los ex Subdirectores -no decidían absolutamente nada- sobre los internos, sino que estaba en cabeza del ex Subsecretario de Política Criminal, Dr. César ALBARRACIN y de las referidas máximas autoridades penitenciarias, ya que -todo se tos consultaba a ellos-, y sumado a que el propio ex Subsecretario de Política Criminal, a pesar del cargo que ostentaba demostró un interés personal en retirar él mismo la Cámara de Seguridad que controlaba y filmaba todos los movimientos de los internos y lo que sucedía entorno a su lugar de alojamiento, ello "per se", denota profundas sospechas que deben ser investigadas por esa Fiscalía.

Es que si el traslado de los internos hermanos Lanatta y Schillaci, y las filmaciones de todo el movimiento en su lujar de alojamiento, fueron dispuesto por las mismas autoridades de máximo rango institucional y política, es incomprensible que se deje de controlar de la noche a la mañana sin dar ninguna explicación por lo menos al Director de la Unidad, y mucho menos se entiende porque lo dejaron hasta el día en que se fugan si en el lugar estaban momentáneamente.

V.) Breves consideraciones normativas:

Ahora bien, conforme ya ha sido adelantado, y sin perjuicio de otras responsabilidades de personal subalterno que sin dudas se están investigando por ante esa fiscalía, ha quedado en evidencia que las autoridades jerárquicas penitenciarias como política señaladas "ut supra", han liberado los obstáculos de seguridad que a la postre le sirvieron a los mencionados internos para evadirse de la Unidad 30 General Alvear, lo que coadyuvaría conforme a la plataforma fáctica reseñada y las pruebas señaladas, para que se investiguen sus conductas en orden de los delitos de Desobediencia a una orden judicial, Abuso de Autoridad, Violación de los Deberes de Funcionario Público, y Favorecimiento de Evasión, tipificados en los artículos 239, 248 y 281 del Código Penal, y/o por el tipo penal que surja de la investigación que se peticiona, todo ello conforme al elevado criterio de esa Fiscalía Penal de Instrucción.

En primer lugar, cabe señalar que por desobediencia preceptúa el artículo 239 del Código Penal: "Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal".

El bien jurídico protegido del art. 239 del CP, refiere a que protege el orden que debe imperar en la conducción del Estado y se materializa por un mandato cuya legitimidad no se discute, directamente dirigido a alguien en particular (C. Penal Santa Fe, sala 1° 279/1985, Juris 79.225)

En esa inteligencia CREUS y BUOMPADRE, siguiendo a NÚÑEZ, explican que "[...] sólo puede desobedecer quien es destinatario de una orden" ("Derecho Penal. Parte Especial" T II. Ed. Astrea 2010 p. 239), y precisamente es el último autor mencionado -Núñez- quien puntualiza: "[...] una orden es un mandamiento, escrito o verbal, expedido o dado directamente, aunque no necesariamente de presencia, por el funcionario público a una persona para que haga u omita algo. Por no ser un acto tendiente a la ejecución de lo resuelto por una autoridad, que es lo que caracteriza la orden, no tienen este carácter el decreto ni la resolución que ordena o prohibe algo a persona determinada" ("Manual de Derecho Penal. Parte Especial" Ed. Lerner. 2009 p. 549/550).

En segundo lugar, atendiendo al delito de Abuso de Autoridad, Violación de los Deberes de Funcionario Público el mismo prescribe en el artículo 248 del Código Penal: "Será reprimido con prisión de un mes a dos años e inhabilitación especial por doble tiempo, el funcionario público que dictare resoluciones u órdenes contrarias a las constituciones o leyes nacionales o provinciales o ejecutare las ordenes o resoluciones de esta clase existente o no ejecutare las leyes cuyo cumplimiento le incumbiere".

El bien jurídico tutelado, es el correcto funcionamiento de la Administración Pública. La existencia de este delito en el ordenamiento penal persigue el objetivo de garantizar la regularidad y la legalidad de los actos de los funcionarios, en actividades propias de su cargo (C. Nac. Crim. y Corr. Fed. sala 1°, 18/5/1988, Juárez Campos Antonio F.).

En esa línea, el Alto Tribunal Federal tiene dicho: "La conducta punible se traduce por lo general en la lesión de diversos bienes jurídicos, pero presuponen que la lesión sea consentida mediante abuso de autoridad; es esa extralimitación la que vicia la legalidad y regularidad misma del acto del funcionario" (Corte. Sup. 2/3/1987 -Fiscalía federal s/denuncia infracción al art.144 bis del C.Pen. Pcia. Neuquén).

Por último, en orden al delito de favorecimiento de evasión se halla tipificado en el artículo 281 del Código Penal que reza: "Será reprimido con prisión de un mes a cuatro años, el que favoreciere la evasión de algún detenido o condenado. Y si fuere funcionario público, sufrirá además, inhabilitación absoluta por triple tiempo. Si la evasión se produjere por negligencia de un funcionario público, éste será reprimido con multa de mil ($ 1.000) a quince mil pesos ($ 15.000)".

Esta figura, del art. 281, sanciona a quién colabore en la evasión de algún detenido o condenado, sin exigir que aquella se produzca mediante fuerza o violencia, ni siquiera por remisión a la norma que le precede (C. Nac. Penal, sala 2°, 8/11/2002, Gonzales Sánchez Víctor E.).

En ese línea tiene dicho la doctrina, que esta figura reprime al funcionario público dentro de cuyo deber de cuidado está comprendido el mantenimiento de los resguardos que restringen la liberad ambulatoria, de modo directo (guardiacárcel) o indirecto (quienes desempeñan funciones de supervisión), y cuya conducta culposa - por negligencia- haya permitido la evasión (C. Nac. Crimi y Corr, sala 5°, 27/3/2006- Mercurio Gustavo y otros).

VI.) Petitorio:

Por todo lo expuesto, solicito a ese Ministerio Público Fiscal a que:

1°) Se tenga por formulada la presente denuncia en virtud del mandato dispuesto en el artículo 285 y concordantes del Código Procesal Penal de la Provincia

de Buenos Aires.

2.) Se tenga presente la documental acompañada y se solicite al Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires original o copias certificada del Sumario Administrativo a "ad effectum videndi et probandi".

Tener presente, y proveer de conformidad

SERA JUSTICIA

Comentarios

  1. Julio Rios dice:

    Dr. Eduardo Flores, excelente su escrito de denuncia. Que se investigue a los responsables políticos. Que el hilo no se corte por lo mas fino!

  2. omar dice:

    Bien por vos PItu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *