Un policía retirado está detenido: lo acusan de abusar de sus nietos

Lo indagaron y no declaró.

En la investigación penal que se lleva adelante se menciona que un nene y una nena fueron víctimas de estos hechos cometidos por su abuelo, que tiene 62 años. Hace un día el hombre fue detenido en General Alvear. En la causa que se instruye le imputan los delitos de “corrupción de menores agravada” y “abuso sexual simple”.

-----------

 

Voceros allegados a la investigación que el viernes que pasó derivó en la detención de un hombre en la ciudad de General Alvear informaron que tiene 62 años. También, que es un policía retirado de la Bonaerense.

Una causa penal que se instruye desde la UFI 20 con asiento en esa ciudad y perteneciente al Departamento Judicial Azul lo señala como el autor de varios hechos de abuso sexual y corrupción de menores donde como víctimas figuran una nena y un nene que son sus nietos.

Hace un día, contando con un pedido formulado por el fiscal Cristian Citterio, el magistrado Juan José Suárez -desde el Juzgado de Garantías 3 a su cargo con asiento en los tribunales de Azul- ordenó la detención del ahora imputado.

Hoy  poco antes del mediodía, desde sede policial el acusado había sido trasladado hasta la UFI 20 que conduce el fiscal Citterio, para que fuera indagado. Y en esa audiencia, asistido desde una Defensa Oficial, el ex policía no declaró, según lo informado a EL TIEMPO.

A escala penal, “prima facie” el hombre es considerado autor de los delitos de corrupción de menores agravada en concurso real con abuso sexual simple.

 

Detención y allanamiento

 

El viernes que pasó en horas de la tarde, además de la medida cautelar para el encausado, policías allanaron la vivienda donde se domicilia en General Alvear.

Ese procedimiento también había sido solicitado por el fiscal Citterio y avalado por el juez de Garantías Suárez.

Específicamente, apuntaba a que se realizara un minucioso relevamiento del inmueble donde el presunto abusador reside, teniendo en cuenta que en ese lugar -de acuerdo con lo investigado hasta ahora- se produjeron los hechos que tuvieron como víctimas a dos de sus nietos, en un período comprendido desde que los nenes tenían cinco años y hasta que cumplieron seis.

Según se señala en estas actuaciones penales, “en fecha imprecisa, en época de verano, aproximadamente entre noviembre de 2019 y febrero de 2020”, el ex policía “promovió la corrupción” de ambos menores, para lo cual se aprovechaba de la “situación de autoridad que le daba la circunstancia de ser abuelo de los niños”.

“Dichas acciones, mediante las cuales afectaba la formación de la personalidad y desviaba el libre crecimiento sexual de los niños, se efectuaron en momentos en que estos concurrían a su domicilio”, la misma casa de General Alvear que anteayer fuera allanada por el personal policial que detuvo al ahora imputado.

Los abusos fueron situados como sucedidos en la parte de la “parrilla” de ese inmueble, cuando los nenes “estaban -o ya lo habían hecho- por bañarse en la pileta exterior de la vivienda”, se menciona también con relación a los hechos que son materia de esta investigación penal preparatoria que lleva adelante desde la UFI 20 el fiscal Cristian Citterio.

Sin llegar a accederlos carnalmente, las conductas sexuales del hombre hacia sus nietos implicaban -además y entre otras acciones- que los desvistiera, les efectuara tocamientos en sus partes íntimas y que los besara, se señala también en el sumario penal.

Ambos nenes, el pasado 2 de noviembre, luego de la denuncia que formulara su madre, habían declarado a través de la Cámara Gesell.

Ante las partes y el Juez de Garantías, durante aquella audiencia los menores contaron “las acciones depravadas que el abuelo efectuaba con ellos”, a las cuales los chicos definieron textualmente como “cochinadas”, según se menciona en la resolución que dispuso la medida cautelar para el encausado.

“El abuelo me hacía cosas de grande”, se escuchó también por parte de una de las víctimas durante lo que fue su testimonio a través de la Cámara Gesell.

Una situación familiar ocurrida cuando los nenes estaban en su casa con su mamá llevó a la mujer a sospechar que algo raro pasaba cada vez que sus hijos iban a visitar al abuelo.

Aquel día, la madre le pidió a uno de sus hijos que dibujara todo aquello que le estaba contando. Y de esa manera, el menor graficó los abusos que él y su hermanita sufrían cada vez que iban a esa casa donde el pasado viernes el imputado resultó detenido.

Esos dibujos están ahora incorporados al sumario penal que se continúa tramitando por este caso, como otra prueba que complica gravemente la situación procesal del policía retirado.

Ante una eventual condena por estos hechos de abuso sexual y corrupción de sus nietos, el hombre podría ser sentenciado a una pena que en su máximo llegaría a los quince años de prisión.

 

El dato

 

Transitoriamente, el considerado autor de estos hechos en perjuicio de sus nietos permanece alojado en la Estación de Policía Comunal de General Alvear, a la espera de que se consiga un cupo para que sea trasladado a la alcaidía de una unidad penal ubicada en jurisdicción del Departamento Judicial Azul.

Texto: gentileza Fabian Sotes. Diario El Tiempo de Azul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *