Un puente histórico…el Puente del Quemado

Por Lis Solé.

El “Puente del Quemado”, un puente tan hermoso que casi parece mágico. Su color óxido contrasta con el verde de la orilla y los pescadores saben bien de su misterio y su paz.

Dicen que Hipólito Irigoyen venía en tren desde Buenos Aires hasta la estación Micheo, y cansado de cruzar en bote el arroyo Las Flores, mandó a trasladar el puente que cruzaba el Río Reconquista desde Campo de Mayo hasta General Alvear, para poder ir tranquilo a la estancia “El Quemado” donde lo esperaba su amante Luisa Bacichi.

Dicen… y seguro que fue así.

El puente es parecido a muchos otros puentes de carácter ferroviario, pero distinto; es un puente que enamora y de enamorados que luce una placa de fundición de hierro, roblonada en una de las vigas inferiores que enuncia su procedencia y antigüedad, testigo de tantos sueños y momentos.

La placa dice PATENT SHAFT & AXLETREE Co. Ld. – 1887 – ENGINEERS WEDNESBURY, lo que revela que fue fabricado por esa empresa británica y montado en esa fecha por quienes realizaban el tendido de los ramales ferroviarios argentinos para posiblemente, ser después trasladado a Alvear por orden del Presidente Irigoyen.

General Alvear tiene el privilegio de tener un puente más antiguo que la Torre Eiffel de Paris, fabricado por una empresa inglesa fundada en 1840, la comúnmente llamada “Patente Shaft”, fundada por Charles Geach y James Hardy en Wednesbury (Staffordshire), Inglaterra.

La Compañía trascendió su país de origen y llegó con puentes a Egipto, India, Japón, Sudáfrica, Sudamérica y por supuesto, a Argentina. En 1885, la Compañía construyó el primer Puente de acero del mundo en Benares, sobre el Río Ganges, en la India, en el cual se emplearon 6500 toneladas de acero y en 1900, construyó otros 7 puentes en Natal (Brasil), en menos de 2 meses. En 1980, la Patent Shaft cerró y sus fábricas fueron demolidas.

En 1887 se construyó el “Puente de Fierro”, un puente de más de 130 años, el puente inglés que está lejos pero no tan lejos, el puente que cruzó el mar y llegó a Alvear de la mano de un presidente argentino, el “Puente de Irigoyen”, el “Puente del Quemado”.

 

 

Nota: La Estancia “El Quemado”, perteneciente a los sucesores de Eugenio Cambaceres fue alquilada por Hipólito Irigoyen durante muchos años. El Puente se encuentra sobre el Arroyo de Las Flores, en el camino de tierra que une la estación de José María Micheo con la Ruta Provincial N° 51, partido de General Alvear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *