Una Legislatura súper blindada para un día de tensión en la provincia de Buenos Aires

La Legislatura bonaerense amaneció blindada, por un lado las vallas y por el otro los cientos de efectivos de las fuerzas de seguridad.

Este martes se debate la reforma jubilatoria de los trabajadores del Banco Provincia.

La Bancaria prepara una movilización multitudinaria al centro de La Plata.

Después de lo que fue un inicio de semana más que complicado para el gobierno nacional, con movilizaciones que se prolongaron durante toda la jornada del lunes y finalizaron con miles de cacerolazos en todo el país, la Provincia se prepara para su día de tensión.

Ya el pasado jueves se vivieron momentos de intensidad en los alrededores de la Legislatura e incluso dentro del recinto de la Cámara de Diputados. Es que, la gobernadora María Eugenia Vidal envió once leyes para tratamiento express y entre las cuales se encuentran algunos puntos de mayor conflicto como la modificación en las jubilaciones de los trabajadores del Banco Provincia.

En ese sentido, y para prepararse para la sesión de este martes, programado para las 11 horas en Diputados, y para las 15 horas en el Senado, se tomó la decisión de blindar completamente la Legislatura.

Según pudo constatar La Tecla.info, sobre la avenida 7 en la capital de provincia de Buenos Aires prevalecen las vallas a unos 20 metros de las rejas linderas a la Casa de Leyes.

Además de ello, sobre calle 8, duerme un micro, cinco camiones y más de veinte motocicletas de la Infantería. Junto a los vehículos, cerca de 150 efectivos esperan las órdenes para comenzar con su servicio entre mate y mate. A su vez, se acopló la Policía de Acción Inmediata con una decena de camionetas camufladas que previamente pasaron por el ministerio de Seguridad de la Provincia.

Cabe destacar que, tal como anticipó La Tecla, con la orden del día oficializada, se destacan 3 temas que darán que hablar en el recinto y por el cual las distintas fuerzas políticas ya calientan el debate. Entre ellas se destaca la reforma jubilatoria para trabajadores del Banco Provincia, que contempla un aumento en la edad de retiro -de 57 a 65 años- y una nueva fórmula para calcular el beneficio.

El sistema previsional de la entidad bancaria bonaerense cuenta con casi 16 mil pasivos, que cobran haberes de un promedio de 45 mil pesos y que, en algunos casos, llegan a los 160 mil, según estimaciones del gobierno provincial.

En el mismo orden, la Cámara baja bonaerense debatirá en una nueva sesión el fin de las jubilaciones de privilegio para gobernador, vicegobernador y legisladores y los cambios en el régimen impositivo de cooperativas

Con el antecedente del pasado jueves donde el kirchnerismo quiso dar de baja la sesión tras la represión que sucedía puertas afuera del recinto, desde Cambiemos salieron a marcar la cancha para que se abra el debate. Así se expresó el diputado bonaerense Jorge Luis Silvestre para abrir el paraguas: "Sabotear las discusiones parlamentarias es desconocer la democracia y desaprovechar la oportunidad que una ley se vea enriquecida con el aporte de todas las miradas posibles”, apuntó.

Como sea, quedó claro que Cambiemos buscará aprobar el paquete de leyes sea como sea, con marchas o sin marchas, pero aún así, lo que se avecina para la jornada doble de mañana es más calor.

Es que el eclipse legislativo que por estas horas viven el massismo y el kirchnerismo tensonarán el ida y vuelta entre los bloques. Algo de eso ya adelantó el legislador del Frente Renovador, Fabio Britos, al sostener que "Vidal se equivoca al enviar un paquete de leyes para que sea aprobado en 48 horas".

Los dirigidos por Sergio Massa perdieron terreno y lo saben. Ergo quieren que Vidal reedite la versión más dialoguista que los tuvo en el epicentro de la rosca legislativa durante los pirmeros dos años de la era Cambiemos.

"A la Gobernadora siempre se le ha dado todas las herramientas que pidió pero siempre se nos había dejado hacer nuestros aportes, y ahora no", chilló Britos.

"Cambiemos tiene que tomar nuevamente el camino que lo hizo hacer exitoso porque la gente supo reconocer esa vocación de diálogo que tenían y que ahora parecen abandonar", apuntó.

Algo parecido, aunque con distinto tenor, exhibirá el kirchnerismo. El meollo de la discusión será las reformas sobre las jubilaciones del BAPRO. Allí, el camporista Miguel Funes buscará dilatar la discusión. ¿Cómo? intentando aprobar una iniciativa para que se conforme una comisión bicameral que rediscuta el proyecto del Ejecutivo provincial.

De obtener luz verde, la discusión se postergaría 60 días lo que significaría que recién en marzo del 2018 se volvería a estudiar el tema.

En diálogo con La Tecla, Funes explicó los alcances de su propuesta y los argumentos que la sostienen: "No puede cotarse un proyecto a espalda del sindicato", consideró el legislador de Lomas de Zamora que entró por la Cuarta sección electoral.

Para Funes "no pueden modificarse la cuenta del primer haber jubilatorio, ni la edad de retiro si al menos no hay una instancia de diálogo con los trabajadores".

Y al igual que Britos, el lomense apuntó: "Tuvimos 5 sesiones en todo el año y de repente tenemos dos sesiones en una semana y que sesionen sin que haya discusión en comisión".

Dentro de la vértigo legislativo que tomó diciembre, creer o reventar, al kirchnerismo, al massismo, al GEN, al peronismo y a la izquierda le hace ruido la mecánica de shock para sacar leyes que inyecto sobre la recta final del 2017 el oficialismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *