Vidal a Macri: «Quiero votar el 30 de junio, le guste o no»

“Mira Marcos, más allá que no quiero a Cristina en la boleta, tampoco lo quiero a Mauricio porque hoy esta muy mal en la provincia, especialmente en el conurbano”.

La gobernadora María Eugenia Vidal le mandó un ultimátum a Marcos Peña, que es como mandárselo a Mauricio Macri, al “avisar” que adelantará las elecciones en la provincia para el 30 de junio. Según informa el portal Info135,  “Mira Marcos, más allá que no quiero a Cristina en la boleta, tampoco lo quiero a Mauricio porque hoy esta muy mal en la provincia, especialmente en el conurbano”.

El jefe de Gabinete escucho en silencio y rápidamente le avisó al presidente que también disfruta de las extensas vacaciones en Villa La Angostura. La fecha no es casual, ya que la gobernadora necesita modificar varias leyes en la Legislatura: las PASO que obliga a la provincia a celebrarlas en la misma fecha que las nacionales; el código Electoral que establece que los comicios deben realizarse entre 30 y 120 días antes de la finalización del mandato y un posible cambio en el sistema de votación para implementar la boleta única de papel.

Vidal argumenta que en todas las encuestas ella ganaría sí se desdobla, pero arriesga la gobernación si van unificada. En un principio su argumento era la figura de Cristina que en el conurbano mide entre 45 y 50 puntos, pero ahora reconoce abiertamente que “no quiere compartir la boleta con Macri”

En la Casa Rosada, tanto Peña como Duran Barba se oponen. Es lógico, dejar a Macri solo, sin los votos de Vidal, lo dejan en una posición débil al presidente, quien ganó en 2015 gracias a los votos que le acercó Vidal. El presidente fue claro: se juega todo en octubre. La estrategia del gobierno será no hablar de la economía sino poner el eje en la inseguridad: un día hablaran de las pistolas Taser, otro de la baja de la imputabilidad de los menores, etc.

Desde la vereda de enfrente, el peronismo se opuso terminantemente a modificar la fecha de las elecciones. En un comunicado señalaron que con  “esta maniobra, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal pretenden manipular las elecciones tras un nuevo año de inflación, recesión, pérdida de puestos de trabajo y recortes en salarios, educación, salud, ciencia y tecnología”.

En este sentido, puntualizaron que con ese dinero podrían construirse 200 jardines de infantes; aumentar un 50% el presupuesto de los comedores escolares; comprar 500 patrullas policiales; triplicar el presupuesto de las guardias de los hospitales; duplicar la inversión en agua y cloacas; triplicar la inversión en desarrollo infantil y duplicar las obras de reparación y mantenimiento de escuelas.

El enfretamiento entre Macri y Vidal ya comenzó. Los medios hegemónicos y el poder económico se inclinan por la gobernadora, para que en caso de ganar lo obligue a Macri a jubilarse y ser ella la candidata presidencial. Claro, mientras en Cambiemos especulan, el peronismo, trabajan para presentar lograr una unidad, aunque por estos tiempos, parece más una quimera que una realidad.

Fuente: Info 135

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *