VIDAL PRORROGÓ MANDATOS EN EL BAPRO, CONTADURÍA Y TESORERÍA DE LA PROVINCIA POR DECRETO

Continuidad de los Funcionarios

La gobernadora María Eugenia Vidal prorrogó hoy, a través de tres decretos, los mandatos de las autoridades de la Contaduría General de la Provincia, de la Tesorería General de la Provincia y de los cuatro directores del Banco Provincia a los que se les vencía el mandato.

Según reconstruyó INFOCIELO, el Decreto 22 Prorroga los mandatos de Marta Helguero, José Pampuro, Javier Mouriño y Daniel Thillard en el directorio del Banco Provincia. Se priva de utilizar, así, una posible carta de negociación de cara a lo que será el tratamiento del Presupuesto 2016, que viene con la “complicación” de requerir un pedido de endeudamiento récord de 90 mil millones de pesos.

Es que, tal como prescribe el artículo 82 de la Constitución bonaerense, los directores del Banco Provincia se definen por acuerdo con el Senado tras propuesta del Ejecutivo, que remite cuatro nuevos pliegos cada dos años para renovar, por mitades, los ocho asientos disponibles.

La aprobación de los pliegos va, casi siempre, atada a negociaciones de otra índole. Con la renovación por la vía del decreto, Vidal se priva, por ejemplo, de negociar espacios con el FpV, que se afirma en la previa como la bancada más reacia a aprobar los números para 2016, y mantiene el esquema de acuerdos que tejió Daniel Scioli durante su gobierno.

Los nombres que se renuevan así lo revelan: los ejemplos de José Pampuro y el de Javier Mouriño, no parecen demasiado caros a los afectos del kirchnerismo más duro y sí expresan la vertiente más pejotista y ligada al Gobernador.

De otra índole parecen las prórrogas de los mandatos del Tesorero, Amílcar Zufriategui, de su segundo, Rubén Oscar Telechea, y del Contador Carlos Alberto Machiaroli y de su segundo, Ricardo Alfredo Gobbi. En estos casos, se trata de una necesidad: la firma de los funcionarios es vital para mantener “en funcionamiento” la Provincia.

La del Tesorero, por ejemplo, es indispensable para liquidar los pagos y aguinaldos. Tal es así que las prórrogas tienen vigencia hasta el 31 de diciembre, es decir, por dos semanas, tiempo indispensable para avanzar con la burocracia del pago de salarios.

De acuerdo a la normativa, y a la inversa de lo que ocurre con los puestos en el Directorio del Banco, es, en este caso, el Senado el que suele aportar la “terna” de candidatos para cada uno de los cargos, y el Gobernador -o la Gobernadora- la que se inclina por uno u otro para ocuparlo. Lo curioso es que el mandato de Zufriategui, tanto como el del subcontador Rubén Telechea, caducaron el 12 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *