Continúa siendo grave el estado de un hombre que había sido atropellado por una camioneta en Tapalqué

El conductor implicado en este siniestro vial, ocurrido en Tapalqué el pasado sábado 13 de noviembre, estuvo aprehendido y luego recuperó la libertad. Se había dado a la fuga en el rodado de ese lugar donde este grave incidente se produjo; aunque instantes más tarde la Policía lo arrestó. Una de las dos víctimas de lo sucedido es un hombre que tiene 30 años. Hasta anoche seguía en el área de cuidados intensivos del Hospital Pintos. El ahora imputado, tras embestirlo con el rodado que manejaba, lo arrastró varios metros por la cinta asfáltica. Y también fue atropellado un joven que resultó con lesiones de menor gravedad. Un examen determinó que el encausado tenía en sangre una mayor cantidad de alcohol a la permitida para manejar. El viernes pasado le fue otorgada una eximición de prisión.

Internado en el área de cuidados intensivos del Hospital Pintos de Azul, continuaba siendo crítico el estado de salud de un hombre que el pasado sábado 13 del corriente mes sufrió gravísimas lesiones después de que en Tapalqué fuera embestido por una camioneta.

En un principio, el ahora imputado que tiene la investigación penal que por lo sucedido se inició se dio a la fuga en ese rodado que guiaba. Pero instantes más tarde pudo ser aprehendido por personal policial.

Junto con ese hombre que permanece en el centro asistencial municipal de salud local, en el siniestro vial había resultado herido un joven; aunque las lesiones que sufrió no fueron tan graves como las del tapalquense que hasta anoche seguía en Terapia Intensiva.

En el marco de la investigación penal que se está llevando adelante desde una fiscalía con asiento en el Palacio de Justicia de Azul, al imputado le había sido concedida -el viernes de la semana anterior- una eximición de prisión. Además, está pendiente de realización la indagatoria a la que tiene que ser sometido, según señalaron ayer a EL TIEMPO voceros allegados a la tramitación de la causa.

Las mismas fuentes precisaron que un análisis que le fuera realizado mientras permaneció en carácter de aprehendido arrojó como resultado que tenía en sangre mayor cantidad de alcohol a la permitida para conducir.

Lo sucedido implicó que en Tapalqué, el martes de la semana pasada, se realizara una movilización en reclamo de justicia. También, que aquel día los familiares de las víctimas fueran recibidos en Azul por el fiscal General Marcelo Sobrino y por Adrián Peiretti, el titular de la UFI 13 que lleva adelante esta investigación penal, funcionarios judiciales con quienes se reunieron para conocer más detalles de lo que está siendo la instrucción de la causa.

La investigación penal

En ese sumario penal que se tramita desde la UFI 13 figura como imputado un joven de 28 años, a quien voceros judiciales identificaron como Mariano Ventos.

En tanto, los dos tapalquenses a los que había atropellado mientras manejaba una Ford Ranger se llaman Santiago Nicolás Suárez, que tiene 19 años, y Luis Carlos Cabrera.

De 30 años de edad, Cabrera fue quien resultó con las lesiones de mayor gravedad durante lo sucedido, las cuales hasta anoche lo tenían internado en el Pintos.

De acuerdo con lo referido con relación al siniestro vial, cuando Ventos atropelló a Cabrera y Suárez, a la mayor de las víctimas la arrastró durante varios metros en esa camioneta que guiaba, dándose luego a la fuga del lugar donde este hecho sucediera minutos después de la hora 21 de ese sábado 13 de noviembre ya referido.

Una vez que personal policial fue informado acerca de lo que había ocurrido, a las dos víctimas las trasladaron al Hospital de Tapalqué.

Desde ese centro asistencial luego fueron derivadas a otros, siendo traído al Pintos de Azul el hombre que hasta anoche continuaba en el área de cuidados intensivos y con riesgo de vida.

Cuando Ventos embistió a ambas víctimas, Cabrera y Suárez iban caminando por la Avenida Circunvalación Pedro Ramos, en cercanías al cruce con Cazenave Mirande de la vecina ciudad.

El joven atropelló a los dos con la Ranger desde atrás, siendo arrastrado Cabrera con la camioneta aproximadamente unos 150 metros.

Posteriormente, el conductor del vehículo no se detuvo a auxiliar a ninguno de los dos, ya que continuó transitando en el vehículo hasta llegar a la Ruta Provincial 51, en dirección hacia General Alvear. Pero al regresar a la zona urbana de Tapalqué instantes más tarde a protagonizar este hecho, con personal policial ya alertado de lo que había pasado e identificado el rodado involucrado en este grave siniestro vial Ventos resultó aprehendido, lo cual sucedió cuando un móvil del CPR de la vecina ciudad interceptó la camioneta en la intersección de las avenidas Pedro Ramos y Colón.

El ahora imputado permaneció privado de la libertad hasta el día siguiente de sucedido el hecho, es decir, el pasado domingo 14 de noviembre.

Durante ese tiempo, a través de un análisis que se le hiciera, posteriormente pudo determinarse que cuando provocó este siniestro vial había consumido alcohol. Y que tenía en sangre una mayor cantidad a la permitida para conducir, señalaron ayer a EL TIEMPO voceros allegados la instrucción de este sumario penal teniendo en cuenta el resultado de esa pericia de alcoholemia.

Desde un principio, las lesiones sufridas por Cabrera lo convirtieron, una vez hospitalizado, en un paciente en estado crítico y que -al menos hasta anoche- continuaba con riesgo de vida.

No bien fuera llevado al hospital de Tapalqué, un médico que lo había atendido determinó que a causa de haber sido embestido y luego arrastrado varios metros por la camioneta que Ventos manejaba resultó con un traumatismo en el tórax y otro en la cabeza. También, con heridas de consideración en diferentes partes de su cuerpo.

En el caso de Suárez, la otra víctima de este siniestro vial, los traumatismos y excoriaciones que sufrió implicaron que resultara con una fisura en uno de sus miembros inferiores, sin riesgo de vida.

Cuando Ventos fue arrestado, en su poder se hallaron algunos gramos de marihuana. Y la camioneta que conducía personal policial la incautó para lo que posteriormente fueron las pericias a ese rodado, ordenadas también en el marco de la instrucción de este sumario penal que lleva adelante Adrián Peiretti, el fiscal a cargo de la UFI 13.

Como evidencias que demuestran la autoría de Ventos en lo sucedido se cuenta, además, con versiones de testigos y el registro de cámaras de seguridad, según lo informado.

Eximición de prisión

Seis días después a sucedido el hecho, es decir, el pasado 19 de noviembre, Federico Barberena -el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 2- le otorgó la eximición de prisión al tapalquense imputado.

Ese beneficio había sido dispuesto en respuesta a un pedido que formulara el abogado que está patrocinando a Mariano Ventos en esta Investigación Penal Preparatoria, llamado Franco Góngora.

En principio, el sumario penal que instruye el fiscal Adrián Peiretti es considerado como configurativo de los delitos de lesiones graves y lesiones leves en concurso ideal con dolo eventual.

Pero con esa calificación penal aún hay discusión entre las partes, ya que el abogado de Ventos sostiene que lo ocurrido debe ser definido a escala penal como "lesiones culposas".

Cuando el Juez de Garantías le otorgó la eximición de prisión al conductor de la camioneta hizo alusión a la "controversia" existente entre las partes con relación a la calificación penal de lo sucedido. Y mientras el titular de la UFI 13 consideraba que existían elementos que hacían inviable el otorgamiento de una eximición de prisión para el joven que manejaba la Ranger, al menos por ahora -y con la incipiente instrucción todavía a la espera de incorporar más evidencias- esa postura no prosperó.

El fiscal Peiretti había hecho alusión a la actitud de Ventos no bien atropelló con la camioneta a Cabrera y Suárez, "de darse a la fuga del lugar" y dejar a las víctimas "en grave estado".

Pero aclarando el Juez garante que lo que resolvió estaba amparado en "una calificación legal que se advierte provisoria", lo pretendido por el abogado del acusado se tradujo en que le fuera otorgada a su defendido esa eximición de prisión ya referida.

"He de valorar que, no obstante surgir de las probanzas colectadas que el imputado continuó la marcha tras embestir a las víctimas, no se desprende de las constancias adunadas a la causa que el mismo intentara darse a la fuga al momento de ser alcanzado por el móvil policial, surgiendo que los agentes le efectuaron señas de luces a una distancia considerable, sin detener la marcha a una velocidad prudencial", escribió el juez Barberena en lo resuelto al aludir a las circunstancias en que se llevó a cabo la aprehensión de Ventos ese ya referido sábado 13 de noviembre que pasó.

"Dicha descripción, la cual expresamente indica que el imputado no se había percatado de la presencia policial, no se condice con una actitud de pretender emprender huida", agregó en lo resuelto el titular de Garantías 2.

"En tal sentido, la actitud asumida por el causante de abandonar el lugar del hecho -amén de la relevancia jurídica que pueda tener sobre la base de la calificación legal fijada por la UFI actuante- no se advierte como indicativa de riesgo de fuga en el caso concreto, en vistas a cómo continuó la secuencia que deviniera en el hallazgo del rodado y la efectiva identificación del causante", se menciona en otro tramo de este fallo dado a conocer el viernes pasado.

EL DATO

La eximición de prisión otorgada a Mariano Ventos, "bajo caución juratoria", implicó -además- que le fueran impuestas diferentes obligaciones: constituir domicilio y que hiciera entrega de su carnet de conducir.

"Tratamos de entender y confiar en la Justicia" -

Luis Carlos Cabrera, el tapalquense que sigue internado a causa de este siniestro vial.

Analía Susana López tiene 40 años. Es hermana de Luis Carlos Cabrera, quien sigue internado en el Hospital Pintos y resultó con las lesiones de mayor gravedad en aquel siniestro vial sucedido cuando Mariano Ventos atropelló con la camioneta que guiaba a ese hombre y a Santiago Nicolás Suárez, el pasado sábado 13 de noviembre en horas de la noche en Tapalqué.

"El estado de salud de mi hermano es muy grave. Está en un coma farmacológico, conectado a un respirador del cual depende su vida hoy", contó ayer en un contacto mantenido con EL TIEMPO.

En esa charla, la mujer agregó que el crítico estado de salud de su hermano obedece "a las lesiones en los pulmones causadas por las múltiples fracturas de costillas" que sufriera durante lo que había sido este siniestro vial que lo tuvo como una de las dos víctimas.

Además, refirió que el hombre "tiene el cuerpo quemado por el arrastre que sufrió en el asfalto, y una lesión en la parte genital".

"En el último parte médico se nos informó que había hecho fiebre", consignó también teniendo en cuenta lo que está siendo el estado de Cabrera mientras permanece en el área de Terapia Intensiva del Hospital Pintos de Azul.

Sobre lo ocurrido hace once días, expresó que "mi hermano y su amigo fueron atropellados por una camioneta", la Ford Ranger que conducía Ventos, el ahora imputado y a quien este viernes que pasó le fuera otorgada una eximición de prisión.

Después, al ser consultada sobre si se quedaron conformes con ese encuentro en Azul que mantuvieron -como familiares de ambos heridos en este siniestro vial- con el fiscal General Marcelo Sobrino y el fiscal Adrián Peiretti, afirmó: "La verdad es que en medio del dolor y la impotencia, y sumando a todo esto que no conocemos nada de leyes, tratamos de entender y confiar en la Justicia".

Fuente: Diario El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *