Quiénes necesitarán una dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus

Tercera Dosis

 

Trabajos publicados por especialistas sugieren que las personas de riesgo deberían recibir una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Ante esto, la ministra Carla Vizzotti sostuvo que están evaluando dar un refuerzo para las personas que lo necesiten.

Este lunes la titular de la cartera de Salud de la Nación admitió que están estudiando la posibilidad de implementar una dosis de refuerzo “a una población estratégica”, como lo están haciendo en Francia y Alemania, entre otros países. 

Además, Vizzotti señaló que: "pensar en vacunaciones periódicas siempre estuvo en la agenda, sobre todo en personas con más riesgo de tener complicaciones o que tienen menos robusto su sistema inmune, como los mayores de 60 años". En este contexto, uno de los grupos de riesgo que podría recibir este refuerzo serían las personas trasplantadas ya que suelen indicar medicamentos inmunosupresores para evitar que el cuerpo rechace al nuevo órgano, pero puede aumentar el riesgo de infecciones. De hecho, uno de los estudios publicado por la revista especializada Annals of Internal Medicine, sugirió que la administración de una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus incrementa los niveles de anticuerpos en los receptores de trasplantes de órganos que habían desarrollado una respuesta subóptima a las pautas de vacunación estándares.

En la tanto, la Asociación Médica Estadounidense hizo un prueba con 658 pacientes trasplantados que habían completado el esquema de vacunación con las vacunas Pfizer/BioNTech y Moderna, y solo el 54% lograron desarrollar anticuerpos contra el SARV-COV 2.

Por su parte, el cirujano de trasplantes Dorry Segev, de la Universidad Johns Hopkins, lideró un trabajo donde analizaron los datos de más de 18.000 receptores de trasplantes de órganos grandes como riñones o pulmones completamente vacunados y hallaron que 151 de esos pacientes contrajeron el virus. Dentro de ese, el 50% requirió hospitalización y casi uno de cada 10 falleció.

A pesar de que la tasa de infección es baja, un 0,83% de los pacientes estudiados, lo cierto es que es 82 veces mayor que la registrada entre la población general vacunada, y según el especialista los resultados de su estudio ofrecen una evidencia clínica concluyente de que los receptores de trasplantes están menos protegidos por las vacunas.

Otro grupo que podría proteger mejor a las personas con enfermedad renal crónica, ya que de 12 pacientes en diálisis que inicialmente no generaron anticuerpos tras dos dosis de la vacuna, la mitad obtuvo una respuesta de anticuerpos tras una inyección adicional, según informaron investigadores de Francia en un estudio preliminar publicado el 6 de julio.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *